RSS

Monthly Archives: May 2011

Trayendo Desarrollo Sostenible – Bringing Sustainable Development


Oren Ginzburg en el 2006 diseñó un libro corto (que ahora es un video de 2 minutos y diez segundos) en el que nos cuenta de manera amena y colorida el proceso del llevar (traer) el Desarrollo Sostenible… Que lo disfruten!

Allá vamos otra vez – Trayendo el Desarrollo Sostenible

Oren Ginzburg (2006) wrote a short tale (which now is a 2 minutes 10 secs video) telling us in a colorful way about the process of bringing Sustainable Development. Enjoy it!

There you go! – Bringing Sustainable Development

Advertisements
 

Tags: , , , , ,

Y siguiendo con el Desarrollo y los Presidentes…


Marta, nos envia la siguiente contribución. Creo que el pragmático Sr. Presidente Oscar Arias, deja mucha tela de donde cortar, pero es amenésico en otros aspectos… Ahi queda para su consideración!

Palabras del presidente Oscar Arias en la Cumbre de las Américas, Trinidad y Tobago

18 de abril de 2009

“Tengo la impresión de que cada vez que los países caribeños y latinoamericanos se reúnen con el presidente de los Estados Unidos de América, es para pedirle cosas o para reclamarle cosas. Casi siempre, es para culpar a Estados Unidos de nuestros males pasados, presentes y futuros. No creo que eso sea del todo justo.

No podemos olvidar que América Latina tuvo universidades antes de que Estados Unidos creara Harvard y William & Mary, que son las primeras universidades de ese país. No podemos olvidar que en este continente, como en el mundo entero, por lo menos hasta 1750 todos los americanos eran más o menos
iguales: todos eran pobres.

Cuando aparece la Revolución Industrial en Inglaterra, otros países se montan en ese vagón: Alemania, Francia, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda… y así la Revolución Industrial pasó por América Latina como un cometa, y no nos dimos cuenta. Ciertamente perdimos la oportunidad.

También hay una diferencia muy grande. Leyendo la historia de América Latina, comparada con la historia de los Estados Unidos, uno comprende que Latinoamérica no tuvo un John Winthrop español, ni portugués, que viniera con la Biblia en su mano dispuesto a construir “una Ciudad sobre una Colina”, una ciudad que brillara, como fue la pretensión de los peregrinos que llegaron a Estados Unidos.

Hace 50 años, México era más rico que Portugal. En 1950, un país como Brasil tenía un ingreso per cápita más elevado que el de Corea del Sur. Hace 60 años, Honduras tenía más riqueza per cápita que Singapur, y hoy Singapur –en cuestión de 35 ó 40 años– es un país con US$40.000 de ingreso anual por habitante. Bueno, algo hicimos mal los latinoamericanos.

¿Qué hicimos mal? No puedo enumerar todas las cosas que hemos hecho mal. Para comenzar, tenemos una escolaridad de 7 años. Esa es la escolaridad promedio de América Latina y no es el caso de la mayoría de los países asiáticos. Ciertamente no es el caso de países como Estados Unidos y Canadá, con la mejor educación del mundo, similar a la de los europeos.. De cada 10 estudiantes que ingresan a la secundaria en América Latina, en algunos países solo uno termina esa secundaria. Hay países que tienen una mortalidad infantil
de 50 niños por cada mil, cuando el promedio en los países asiáticos más avanzados es de 8, 9 ó 10.

Nosotros tenemos países donde la carga tributaria es del 12% del producto interno bruto, y no es responsabilidad de nadie, excepto la nuestra, que no le cobremos dinero a la gente más rica de nuestros países. Nadie tiene la culpa de eso, excepto nosotros mismos.

En 1950, cada ciudadano norteamericano era cuatro (4) veces más rico que un ciudadano latinoamericano. Hoy en día, un ciudadano norteamericano es 10, 15 ó 20 veces más rico que un latinoamericano. Eso no es culpa de Estados Unidos, es culpa nuestra.

En mi intervención de esta mañana, me referí a un hecho que para mí es grotesco, y que lo único que demuestra es que el sistema de valores del siglo XX, que parece ser el que estamos poniendo en práctica también en el siglo XXI, es un sistema de valores equivocado. Porque no puede ser que el mundo rico
dedique 100.000 millones de dólares para aliviar la pobreza del 80% de la población del mundo –en un planeta que tiene 2.500 millones de seres humanos con un ingreso de US$ 2 por día– y que gaste 13 veces más
(US$1.300.000.000.000) en armas y soldados.

Como lo dije esta mañana, no puede ser que América Latina se gaste US$50.000 millones en armas y soldados. Yo me pregunto: ¿quién es el enemigo nuestro? El enemigo nuestro, presidente Correa (de Ecuador), de esa desigualdad que usted apunta con mucha razón, es la falta de educación; es el
analfabetismo; es que no gastamos en la salud de nuestro pueblo; que no creamos la infraestructura necesaria, los caminos, las carreteras, los puertos, los aeropuertos; que no estamos dedicando los recursos necesarios para detener la degradación del medio ambiente; es la desigualdad que tenemos, que realmente
nos avergüenza; es producto, entre muchas cosas, por supuesto, de que no estamos educando a nuestros hijos y a nuestras hijas. Uno va a una universidad latinoamericana y todavía parece que estamos en
los sesenta, setenta u ochenta. Parece que se nos olvidó que el 9 de noviembre de 1989 pasó algo muy importante, al caer el Muro de Berlín, y que el mundo cambió. Tenemos que aceptar que este es un mundo distinto, y en eso francamente pienso que todos los académicos, que toda la gente de pensamiento, que todos
los economistas, que todos los historiadores, casi que coinciden en que el siglo XXI es el siglo de los asiáticos, no de los latinoamericanos. Y yo, lamentablemente, coincido con ellos. Porque mientras nosotros seguimos
discutiendo sobre ideologías, seguimos discutiendo sobre todos los “ismos” (¿cuál es el mejor? capitalismo, socialismo, comunismo, liberalismo, neoliberalismo, social cristianismo…), los asiáticos encontraron un “ismo”
muy realista para el siglo XXI y el final del siglo XX, que es el pragmatismo.

Para solo citar un ejemplo, recordemos que cuando Deng Xiaoping visitó Singapur y Corea del Sur, después de haberse dado cuenta de que sus propios vecinos se estaban enriqueciendo de una manera muy acelerada, regresó a Pekín y dijo a los viejos camaradas maoístas que lo habían acompañado en la Larga
Marcha: “Bueno, la verdad, queridos camaradas, es que mí no me importa si el gato es blanco o negro, lo único que me interesa es que cace ratones”. Y si hubiera estado vivo Mao, se hubiera muerto de nuevo cuando dijo (Deng) que “la verdad es que enriquecerse es glorioso”. Y mientras los chinos hacen esto,
y desde el 79 a hoy crecen a un 11%, 12% o 13% anual, y han sacado a 300 millones de habitantes de la pobreza, nosotros seguimos discutiendo sobre ideologías que tuvimos que haber enterrado hace mucho tiempo atrás.

La buena noticia es que esto lo logró Deng Xioping cuando tenía 74 años. Viendo alrededor, queridos Presidentes, no veo a nadie que esté cerca de los 74 años. Por eso solo les pido que no esperemos a cumplirlos para hacer los cambios que tenemos que hacer.

Muchas gracias.

ÓSCAR ARIAS – Presidente de Costa Rica

 

Tags: , , , , ,

El Discurso del Desarrollo y la Falacias del Crecimiento – Development Discourse and Growth Fallacies


Buscando que este sitio también sirva de impulso para los escritores nuevos interesados en nuestros temas presentamos “El discurso del Desarrollo y las Falacias del Crecimiento” texto que Juan Masullo Jiménez expusiera en la quinta jornada de jóvenes investigadores, organizada por el Instituto de investigaciones Gino Germani de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA) el año pasado.

Hoping this site also serves as an impulse for novel writers interested in our issues we are introducing “Development Discourse and Growth Fallacies” Juan Masullo Jiménez’ text presented at the Conference of young researchers, organized by the Gino Germani Research Institute, Faculty of Social Sciences at the University of Buenos Aires (UBA) last year.

Juan estudió Ciencias Políticas y también es Sociólogo. Para leer los trabajos de grado (los dos calificados como “Meritorios”) pueden seguir los siguientes enlaces:  El Discurso del Desarrollo y la Obsesión por el Crecimiento – Aporte a una deconstrucción (2008) y El Desarrollo como Discurso y el Crecimiento como Mito – Repensando el Desarrollo y explorando el Postedsarrollo (2010)

Juan is Political Scientist and also Sociologist. To read his first degree papers (both of them marked as meritorious) click on the following links: The Development Discourse and the Economic Growth Obsesion – A contribution to a de-construction (2008) and Development as a discourse and Growth as a myth – Rethinking the Development and exploring the Post-Development (2010)

La primera investigación profundiza en dos temáticas íntimamente relacionadas: desarrollo y el crecimiento económico. La forma particular en que se aborda el desarrollo conduce a tratar con otras tres temáticas: formaciones discursivas, deconstrucción y post‐desarrollo, seleccionado así el post‐estructuralismo como enfoque. Así, el marco conceptual y metodológico usado incluye dos conceptos centrales de este enfoque – formaciones discursivas de Michel Foucault y deconstrucción de Jaques Derrida‐ y elementos clave del post‐desarrollo contenidos principalmente en los trabajos de Wolgang Sachs, Arturo Escobar, Majid Rahnema, Victoria Bawtree y Gilbert Rist. El objetivo general es hacer, a través de una crítica al crecimiento económico en la era actual, un aporte a la deconstrucción del desarrollo como discurso político‐cultural homogenizante, occidentalizante y excluyente.

La pregunta de investigación fue: ¿En medio del contexto actual, delineado por la apertura de mercados y la liberalización se traduce el crecimiento económico en mejoras sociales que aportan al alcance de un estado en el que la mayoría de las personas del llamado Tercer Mundo satisfacen sus “necesidades básicas” y logran elevar sus “estándares de vida” tal y como lo promulgan el discurso del desarrollo y el modelo neoliberal?

The first research delves deep into the field of development studies focusing on two main topics that are closely related: development and economic growth. The way in which development is understood introduces three more topics: discursive formations, deconstruction and post‐development. Therefore, the selected approach is post‐structuralism and the conceptual and methodological framework includes key concepts of the work of Michel Foucault and Jaques Derrida on one hand, and analysis of prominent post‐development scholars such as Wolfgang Sachs, Arturo Escobar, Majis Rahnema, Victoria Bawtree and Gilbert Rist on the other. The general objective is to contribute to the deconstruction of development discourse, establishing a critique to the way economic growth works in the neoliberal era.

Thus, the research question was: Does economic growth in “Third World” countries lead to the satisfactionof basic needs and higher standards of living for the majority of the population as said by the development discourse and the neoliberal agenda?

La imagen es de dieselbookstore.com – Image taken from dieselbookstore.com

 
 

Tags: , , , , ,

Proyecto Hidroaysén: ¿Sr. Presidente cómo entiende ud. el Desarrollo?


Asunto: Max Neef y megaroyecto Hidroaysén,
CARTA ABIERTA AL SEÑOR

PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

DON SEBASTIÁN PIÑERA

Señor Presidente:

Con el respeto que me merece su persona y su investidura, me permito en mi calidad de ciudadano libre de compromisos políticos, empresariales e
institucionales, plantearle algunas preguntas y un comentario en relación al megaproyecto Hidroaysén, próximo a ser votado en cuanto a su factibilidad.

Preguntas:

¿Está usted dispuesto a cargar en su consciencia el que bajo su presidencia se haya aprobado el más brutal Megaproyecto de la historia de Chile, en cuanto a sus devastadores impactos ambientales, sociales y culturales?

¿Imagina usted el infierno de impacto social y cultural que significará para los asentamientos humanos de la región vivir diez o doce años rodeados de mega-maquinarias y de miles de trabajadores no locales destruyendo y devastando
su entorno, su cotidianeidad, sus costumbres y su tranquilidad familiar? ¿Está usted dispuesto a cargar eso en su consciencia?

¿Piensa usted que una línea de transmisión de 2.300 kilómetros con torres de 70 metros de altura (equivalentes a edificios de 20 a 25 pisos) cada 400 metros, que, según análisis preliminares basados en peticiones mineras realizadas por y para los interesados, fragmentaría 6 parques nacionales, 11 reservas nacionales, 26 sitios prioritarios de conservación, 16 humedales y 32 áreas protegidas privadas, es algo liviano como para cargas en su conciencia?

¿Ha pensado usted que una franja de 2.300 kilómetros de largo por 100
metros de ancho para instalar las torres, significan 23.000 hectáreas de total deforestación? Cuatro veces más que las presuntas hectáreas que serán inundadas por las represas ¿En adición a lo anterior, ha reflexionado usted sobre la descomunal destrucción de naturaleza que significará trasladar, desde unos
pocos puertos, 5.750 torres de esa magnitud a su lugar de emplazamiento? ¿Vale la pena eso en la consciencia?

De concretarse la construcción de dicha línea, Chile podrá sentirse “orgulloso” de haber generado la cicatriz más grande del planeta. ¿Cabría tal “orgullo” en su conciencia?

Es un hecho que, a pesar de la desinformación, la publicidad maliciosa, las presiones y las tácticas de seducción locales a través de regalitos realizadas por la empresa, una clara mayoría ciudadana se manifiesta contraria al proyecto. ¿Siendo nuestro país una presunta democracia, cabe en su conciencia que esa ciudadanía que hizo posible que usted fuera Presidente, no
sea respetada?

Muchos sabemos, y desde luego usted también sabe, los múltiples vicios que se han cometido en el Estudio de Impacto Ambiental. No sólo el haber despreciado e ignorado totalmente la participación y las observaciones
ciudadanas que la ley garantiza. Ha habido mentiras, descalificaciones y adulteraciones de todo tipo, que resultan inaceptables para una ciudadanía responsable y preocupada por un futuro digno para el país. El resultado final, de aprobarse el proyecto, sería el de constatar una vez más, que vivimos en un
país que practica toda clase de rituales democráticos falsificados y enmascarados, de tal manera que el poder y el dinero acaben siempre siendo los vencedores. ¿Estría usted dispuesto a corroborar esta verdad con su conciencia?

El hecho de que la construcción de las represas se presente como un
proyecto distinto y separado del de la línea de transmisión es no sólo una
bofetada al sentido común, sino una grave ofensa a la inteligencia ciudadana.

La más elemental honestidad y transparencia institucionales (de que tanto se habla como propósito del gobierno) obligaría a evaluar lo que realmente corresponde; es decir un solo proyecto que incluye represas y línea de transmisión. El hecho que no se haga como corresponde es obvio. El rechazo del proyecto sería casi seguro. ¿Está usted dispuesto a legitimar este tipo de truco en su consciencia?

Comentario: Permítame aclararle, señor Presidente, que no soy un “terrorista ambientalista” ni un fundamentalista fanático. Tengo un prestigio internacional bien ganado y consolidado como intelectual que ha trabajado en el diseño de alternativas económicas y de desarrollo que eviten los desastres locales y
globales que estamos experimentando tan duramente en las últimas décadas.

Para mí, el respeto a todas las formas de vida, amor a la naturaleza, belleza, felicidad, dignidad, bienestar y calidad de vida, son componentes que no pueden ni deben estar marginados del concepto de desarrollo. Es más, sostengo con toda mi fuerza que ningún interés económico, bajo ninguna circunstancia, puede estar sobre la reverencia por vida; de todas las manifestaciones de la vida. ¿Cuántos de estos principios respeta el monstruo de Hidroaysén?

Usted ha manifestado en múltiples oportunidades que Chile está próximo a ser un país desarrollado. ¿Cómo entiende usted el desarrollo?

¿Se trata de alcanzar un determinado PIB per cápita? En mi opinión se trata de cumplir con las condiciones
que acabo de enumerar. Y para cumplirlas nos falta mucho, muchísimo señor Presidente. Desde luego que favorecer proyectos como Hidroaysén, que prioritariamente contribuyen al enriquecimiento de corporaciones trasnacionales que no le deben ninguna lealtad a Chile, nos aleja aún más del verdadero
desarrollo que necesitamos.

Aún cuando no existe entre usted y yo una amistad profunda, hemos mantenido cordiales relaciones personales desde hace muchos años. He apreciado su inteligencia y sus capacidades. Del mismo modo me fui formando la impresión de que usted era uno de los pocos políticos sensibles al medioambiente y amante de
la naturaleza. A pesar de que no voté por usted, me sentí contento de que tendríamos un Presidente capaz de concebir un desarrollo armónico entre economía y naturaleza. Me apenaría mucho, no sólo por mí, sino por usted, el poder haberme equivocado.

Hago votos, señor Presidente porque inicie usted un diálogo profundo con su conciencia. Quienes realmente amamos la notable belleza de nuestro país sinceramente lo esperamos.

Saluda a usted cordial y respetuosamente,

Prof. Dr. h. c.
Manfred Max-Neef,

Ex Rector, Director Instituto de Economía, Universidad Austral de Chile

(Las imágenes son de plataformaurbana.cl; mapuexpress.net; elciudadano.cl y visióndemaule.cl en su orden)

 

Tags: , , , , , , ,

Paradigmas y Conceptos de Desarrollo Rural / David vs Goliat


Finalmente fue posible colgar las siguientes publicaciones:   “David vs. Goliat – ONGs y Movimientos de Resistencia contra la Deuda Externa” y  “Paradigmas y Conceptos de Desarrollo Rural”

Para acceder a ellas de click en los siguiente enlaces:

David vs Goliat; 

Paradigmas y Conceptos de Desarrollo Rural

Esperamos que estos escritos les resulten útiles. === Finally it was possible to share on-line the book David vs. Goliath – NGOs and Resistance Movements against External Debt and Rural Development Paradigms and Concepts. To access them click on the previous links  We hope they are useful  

 

Tags: , ,