RSS

Monthly Archives: July 2011

Maya Angelou words at the Funeral Service of Coretta Scott King (Español / English)


Palabras de la Dra. Maya Angelou en el Funeral de Coretta Scott King (Febrero, 2006)

(Cantando: ” Abro la boca al Señor y no voy a darte la espalda, no, voy a ir, debo ir ver lo que el final va a ser…”)

En medio del tumulto nacional, en el medio del violento alboroto internacional, la cara de Coretta Scott King se mantuvo como una imagen de serenidad. En tiempos de violentas tormentas interiores, ella se sentaba con las manos en el regazo, con calma, como los niños buenos cuando se van a dormir.

No gastó su pasión en la exhibición pública. Ella ofreció su trabajo y sus energías a la acción para enderezar los viejos y actuales entuertos de este mundo.

Ella creía religiosamente en la protesta no violenta.

Ella creía que podía curar a una nación sumida en una historia de esclavitud y curarla de todos sus excesos.

Ella creía que la protesta religiosa no violenta podía levantar a una nación plagada de prejuicios y sesgos raciales.

Ella era la quintaesencia de mujer afro-americana, nacida en un pequeño y represivo pueblo del Sur, nacida carne y destinada a convertirse en hierro, nacida como una flor de maíz y destinada a convertirse en una magnolia de acero.

Ella amaba a su Iglesia con fervor. Ella amaba y adoraba a su marido y sus hijos. Ella valoraba su raza. Ella quería a las mujeres. Se preocupaba por las condiciones de los seres humanos, de los nativos americanos, de los latino-americanos y de los asiático-americanos. Se preocupaba por las personas homosexuales y heterosexuales. Ella estaba preocupada por las luchas en Irlanda, y en la noches oró por Palestina y también por Israel.

Hablo como una hermana de una hermana. El Dr. Martin Luther King fue asesinado el día de mi cumpleaños y por más de 30 años Coretta Scott King y yo nos hemos hablado por teléfono, o nos hemos enviado cartas la una a la otra, o flores, o nos hemos encontrado en algún lugar del mundo.

Nos llamábamos “hermanas elegidas” y cuando viajábamos a Sudáfrica o al Caribe, o cuando ella venía a visitarme a Carolina del Norte o a Nueva York, nos sentábamos en las horas de la tarde y nos llamábamos entre nosotras “niña”; es un asunto de mujeres negras, ya sabes… Y aunque tengamos más de 70 años, todavía decimos “niña”.

Hoy estoy aquí por su familia –que es mi familia– y por mi familia y por todas las otras familias en el mundo que quisieran estar aquí pero no pueden. Tengo a mi lado a millones de personas que viven de pie, derechos, erguidos y saben de la dignidad, sin ser fríos y distantes, saben algo acerca de contenerse, sin ser inabordables –personas que aprendieron algo de Coretta Scott King.

Yo estoy aquí por Eleanor Traylor y por Harry Belafonte, y estoy aquí por Winnie Mandela. Yo estoy aquí por las mujeres y los hombres que la amaban – [Constancia] “Dinky”, Romilly. En esas noches tardías cuando Coretta y yo hablábamos, la hacía reír. Y ella me decía que Martin King le decía, “no te ríes bastante.” Y hay un libro reciente sobre las hermanas en el que ella habló acerca de su hermana de sangre. Pero al final de su ensayo ella dijo que tenía… “Tengo una hermana, he escogido una hermana, Maya Angelou, que me hace reír, incluso cuando yo no quiero” Y es verdad; le contaba alguna chistes sólo para cuando estábamos solas.

Muchas veces al final de la noche ella me decía: “Hermana, no debería ser lo uno o lo otro ¿Cierto? La paz y la justicia deberían pertenecerles a toda la gente, en todas partes, en todo el tiempo ¿Verdad? ” Y yo le decía entonces y lo digo ahora: Coretta Scott King, tienes toda la razón! Yo creo que la paz y la justicia deberían pertenecer a todas las personas, en todas partes, en todo el tiempo.

Y aquellos de nosotros que nos reunimos aquí, directores, presidentes, senadores, los que ejecutan las grandes empresas, los que saben algo acerca de ser padres, los que saben algo acerca de ser predicadores y maestros, todos nosotros le debemos algo a partir de este momento,  de modo que esta reunión no es una pie de página más en las páginas de la historia. Todos le debemos algo.

Me comprometo con mi hermana a que no descansaré;

¡Quiero decir que quiero ver un mundo mejor!

¡Quiero decir que quiero ver un poco de paz en algún lugar!

¡Quiero decir que quiero ver algo de honestidad, un juego limpio!

¡Quiero ver la bondad y la justicia. Esto es lo que quiero ver y quiero verlo con mis propios ojos ya través de los ojos de Coretta Scott King!

(Cantando: ” Abro la boca al Señor y no voy a darte la espalda, no, voy a ir, debo ir ver lo que el final va a ser…”)

Gracias.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Dr. Maya Angelou words at the Funeral of Coretta Scott King (February, 2006)

(Transcription from http://www.americanrhetoric.com/speeches/mayaangeloueulogyforcorettaking.htm)

(Singing: “I open my mouth to the Lord and I won’t turn back, no. I will go, I shall go. I’ll see what the end is gonna be.”)

In the midst of national tumult, in the medium of international violent uproar, Coretta Scott King’s face remained a study in serenity. In times of interior violent storms she sat, her hands resting in her lap calmly, like good children sleeping.

Her passion was never spent in public display. She offered her industry and her energies to action, toward righting ancient and current wrongs in this world.

She believed religiously in non-violent protest.

She believed it could heal a nation mired in a history of slavery and all its excesses.

She believed non-violent protest religiously could lift up a nation rife with racial prejudices and racial bias.

She was a quintessential African-American woman, born in the small town repressive South, born of flesh and destined to become iron, born — born a cornflower and destined to become a steel magnolia.

She loved her church fervently. She loved and adored her husband and her children. She cherished her race. She cherished women. She cared for the conditions of human beings, of native Americans and Latin — Latinos and Asian Americans. She cared for gay and straight people. She was concerned for the struggles in Ireland, and she prayed for nightly for Palestine and equally for Israel.

I speak as a — a sister of a sister. Dr. Martin Luther King was assassinated on my birthday. And for over 30 years, Coretta Scott King and I have telephoned, or sent cards to each other, or flowers to each other, or met each other somewhere in the world.

We called ourselves “chosen sisters” and when we traveled to South Africa or to the Caribbean or when she came to visit me in North Carolina or in New York, we sat into the late evening hours, calling each other “girl.” It’s a black woman thing, you know. And even as we reached well into our 70th decade, we still said “girl.”

I stand here today for her family — which is my family — and for my family and all the other families in the world who would want to be here, but could not be here. I have beside me up here millions of people who are living and standing straight and erect, and knowing something about dignity without being cold and aloof, knowing something about being contained without being unapproachable — people who have learned something from Coretta Scott King.

I stand here for Eleanor Traylor and for Harry Belafonte, and I stand here for Winnie Mandela. I stand here for women and men who loved her — [Constancia] “Dinky” Romilly. On those late nights when Coretta and I would talk, I would make her laugh. And she said that Martin King used to tell her, “You don’t laugh enough.” And there’s a recent book out about sisters in which she spoke about her blood sister. But at the end of her essay, she said, I did have — “I do have a chosen sister, Maya Angelou, who makes me laugh even when I don’t want to.” And it’s true. I told her some jokes only for no-mixed company.

Many times on those late after — evenings she would say to me, “Sister, it shouldn’t be an ‘either-or’, should it? Peace and justice should belong to all people, everywhere, all the time. Isn’t that right?” And I said then and I say now, “Coretta Scott King, you’re absolutely right. I do believe that peace and justice should belong to every person, everywhere, all the time.”

And those of us who gather here, principalities, presidents, senators, those of us who run great companies, who know something about being parents, who know something about being preachers and teachers — those of us, we owe something from this minute on; so that this gathering is not just another footnote on the pages of history. We owe something.

I pledge to you, my sister, I will never cease.

I mean to say I want to see a better world.

I mean to say I want to see some peace somewhere.

I mean to say I want to see some honesty, some fair play.

I want to see kindness and justice. This is what I want to see and I want to see it through my eyes and through your eyes, Coretta Scott King.

[Sings: “I open my mouth to the Lord and I won’t turn back, no. I will go, I shall go. I’ll see what the end is gonna be.”]

Thank you.

Advertisements
 

Tags: , , ,

¿Resistencia Política?


EL M.15

Sobre la resistencia y sus formas

Es posible que ahora las luchas que se realizan, y además esas teorías locales,
regionales, discontinuas, que están elaborándose en esas luchas y forman un
cuerpo con ellas, sean el principio del descubrimiento del modo en que se
ejerce el poder.

M. Foucualt (1972)

 Soledad Gattoni, en su columna “Shame on You. Ni Grecia, ni Egipto, ni Argentina: Sol”, señaló algo clave especto a la ola ‘revolucionaria’ que tiene lugar hoy en España y se extiende por gran parte del globo: no podemos confundir el fondo con la forma. Estoy de acuerdo, son dimensiones, aunque relacionadas, diferentes y, por lo menos para efectos analíticos, resulta útil establecer líneas divisorias. En su columna nos enseña
cómo, en materia de contenido, lo que ocurre en la Plaza del Sol –y, aunque con diferencias, en otras plazas del país-, es fundamentalmente distinto a lo que ocurre en los países árabes y a los levantamientos que a comienzos del siglo se tomaron las calles argentinas. Lo mismo podríamos decir, yendo aún más atrás en
la historia, de los sucesos de Mayo del 68. Coincido totalmente con mi colega.

Sin embargo, en las líneas que vienen, quiero arrojar al ‘ágora’ unas cuantas ideas sobre la forma de estos sucesos, forma que en muchos sentidos encuentro fascinante. No pretendo hacer una exaltación de lo
cosmético, mucho menos un homenaje a la figura. Sencillamente quiero resaltar lo que realmente considero los cimientos de una revolución, o, si se quiere, de una estrategia de transgresión, de un cambio paradigmático en la militancia de oposición: una re/evolución de las formas de hacer política.

Y por acá quiero empezar. Por la política. En pancartas, hablando con acampados en la Plaza Catalunya de Barcelona, en los medios de comunicación que describen el fenómeno, es común encontrar un rechazo radical y sin retorno a ‘la política’ por parte de ese grupo heterogéneo e indescifrable de indignados; es más, es común encontrar auto-adscripciones a la apoliticidad. Una okupa me repetía con indignación cuando le pregunté sobre
su relación con la política: “La política es una mierda, es una mierda”. Creo que acá estamos obviando una distinción central, distinción tanto de forma como de contenido. Sí, hay un rechazo a la forma que ha tomado la política española y a un bipartidismo anclado que ha estrechado el espacio de lo decible y pensable hasta llegar a límites ante los que la única respuesta es, á la Argentina, BASTA. Pero este basta, en mayúsculas, dista mucho de ser apolítico: es más, me atrevo a decir, es profundamente político. Esto es especialmente claro cuando los indignados empuñan slogans como el siguiente: “No es una concentración contra
el Gobierno de España, no es contra un partido en concreto, sino contra el mal uso que los políticos están haciendo de la democracia”.

Los indignados viven la política visceralmente, su mensaje es genuinamente político y sus demandas, aún algo difusas, son esencialmente políticas. Esto no se puede perder de vista. Catalunya, Sol, Mataró, y las
otras Plazas son hoy escenarios políticos: pero unos que encarnan una concepción de la política diferente, desencantada de los políticos actuales, de los partidos y su forma jerárquica de organización, de los sindicatos e, incluso, de las urnas (lo que no pone en cuestión, en lo absoluto, la calidad y cualidad democrática del espíritu indignado). Estamos ante una forma diferente, difusa, heterogénea y fragmentada de organización, pero sin duda, de organización política.

Al rechazar de manera radical la forma que ha tomado la política española, sin dejar de ser profundamente políticos, los indignados desinvisten estructuras e identidades conocidas y reconocidas para investir
otras líneas, otras formas originales y singulares de ser (políticos) y hacer (política). Aunque hay explícitos llamados por trasformaciones en las leyes electorales, no se trata de la política que se juega en las urnas, tampoco la que se discute en los parlamentos o en los congresos. Más bien es la política del deseo, de la subjetividad, de la relación con nosotros y con los otros. La política que no nos es ajena y no nos puede ser ajena. Es la política que se juega en el día a día y que por lo tanto hace parte de nuestra cotidianidad.
Desde esta perspectiva, micropolítica si se quiere, motivos de sobra justifican esta protesta operada por el deseo y que persigue nuevos modos de existencia.  Las plazas españolas le muestran al mundo que las demandas por un cambio, un cambio verdadero, como algunos teóricos han insinuado, se hacen urgentes e
incontenibles en el momento en que se llega a un umbral después del que la política se identifica con la vida y la dignidad.

La heterogeneidad y fragmentariedad que caracteriza a los acampados da cuenta de la articulación de diferentes subjetividades en torno a contra-discursos. Los discursos dominantes, aquellos que los indignados le
imputan a los partidos tradicionales, a los grandes bancos, a las instituciones financieras internacionales, si bien son claros instrumentos y efectos del poder, han mostrado ser, en las plazas, puntos de resistencia y puntos de arranque para el diseño de estrategias, quizá aún muy difusas, de oposición.

Lo que tiene lugar hoy en España da cuenta de que no existe un locus único, una fuente fundamental y universal, de rebelión y resistencia. Este movimiento, sin forma singular y demarcada, fragmentado, en muchos
sentidos espontáneo y en principio juvenil, es testimonio de la pluralidad de formas de resistencia dentro de la que cada una es un caso especial, una singularidad. Aunque los contra-discursos de los indignados encarnan una lucha contra la explotación de un sistema, encarnan también, quizá de una manera menos consciente pero más importante a mi modo de ver, una lucha contra formas más sutiles de sumisión, sujeción y sometimiento.

En este sentido, esta lucha quizá dé pie a la producción de nuevos modos de existencia sobre bases radicalmente distintas a aquellas de la estandarización y el extrañamiento de sí sobre las que se asienta el
capitalismo internacional integrado. Las plazas de España pueden estar diciéndole al mundo algo que, por lo menos para mí es vital: el cuestionamiento del sistema capitalista actual no es de dominio exclusivo de las luchas políticas y sociales de gran escala, mucho menos de la afirmación de la clase obrera o de los partidos y sindicatos de la izquierda tradicional. Es un proceso que pertenece a todos aquellos que hoy se agrupan de forma distinta, sea en Grecia, Egipto, Argentina, Brasil, Bolivia o España. Y esto es lo que estos movimientos tienen en común.

La represión experimentada el pasado viernes, dramáticamente documentada, habla mal de los mossos d’esquadra en su truncado esfuerzo de desalojo, eufemísticamente denominado, de limpieza. Este lamentable
suceso da cuenta, también, de la calidad de régimen y de sus libertades. Pero, por encima de esto, da cuenta de la particularidad de la lucha de los indignados y del poder que de ellos emana. Más allá de la
admirablemente firme postura de noviolencia, los acampados le mostraron al país que el poder soberano, el que encarna la espada y se ejerce sobre los cuerpos, por brutal y desproporcionado que sea, poco tiene por hacer ante estas indescifrables formas de lucha. La lucha de los indignados, ante nada, refleja cómo las quejas, demandas y procesos multiformes, lejos de singularizarse en las entrañas de la individualización nihilista moderna, se suman unas a otras, intensificándose. El poder de la llamada revolución no parece otro que el de crear mutaciones en el consciente e inconsciente de la gente que los ve, grabando memoria y despertando cuestionamientos. Por lo tanto, la represión violenta, una nueva queja experimentada colectivamente y almacenada en la memoria colectiva tanto de quienes la vivieron como de quienes la presenciaron, no pudo tener sino efectos contraproducentes: los mayores índices de conglomeración en la Plaza.

Todo poder trae consigo su resistencia. España se lo está mostrando al mundo y le está apostando a invertir diagramas y formas. Independientemente de los logros concretos que de aquí salgan, de la permanencia en el tiempo de los acampados, los indignados dejan ya un mensaje claro: la indignación, profundamente política y politizada, puede canalizarse y articularse de diferentes maneras. Los partidos son una, los sindicatos otra. La multitud otra. La multiplicidad de focos que pueden advertirse en esta multitud, lejos de ser signo de debilidad o insuficiencia, representa un rechazo, quizá inconsciente, a toda forma de totalización. Es cierto que entre los miles de indignados no parece haber un programa claro, un norte. No por ello, en medio de ese abanico tan
amplio y difuso de reclamaciones, agravios y propuestas, a veces contradictorias entre sí, los indignados han dejado de experimentar procesos nuevos y propios. A través de estos procesos, a través de lo que han compartido durante estos días en las plazas, han empezado a leer su propia situación colectivamente, entendiendo que aquello que pasa en torno a ellos es compartido por miles.

“Yo os digo la verdad, antes no sabía de qué iba esto, no sabíamos. Sólo sabíamos que debíamos salir a la calle a protestar. Con los días, con el sol, con las Asambleas, he entendido de qué va y le he dado más importancia. Pero no te lo sé explicar. No se me da bien.” dice un indignado en la Plaza Catalunya mientras empuña una Estrella.

A mi modo de ver, más allá de los contenidos precisos de sus luchas, son estos procesos y las capacidades que de estos pueden surgir, los que les darán a los indignados la posibilidad de crear algo nuevo y de preservar esa autonomía. Una autonomía que empieza por la forma y ahí se refugia.

Para cerrar, unas palabras del “Tratado de resistencia e insumisión” de Onfray: la utopía no es tanto lo irrealizable como lo todavía no realizado.

JUAN MASULLO J.

(La primera imagen se tomó de occritosdeunlose.blogspot.com; la segunda de questiondigital.com)

 

 

Tags: ,

Mapa de la Pobreza 2010 – Poverty Map 2010


Este mapa de pobreza (y otros estudios relacionados) fueron comisionados por el Consultative Group on International Agricultural Research (CGIAR), con la contribución del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), del Centro Internacional de la Tierra Ciencias de la Información de Red (CIESIN), la Investigación de Política Alimentaria Internacional Institute (IFPRI) y el Banco Mundial.

El objetivo principal del proyecto fue producir un nuevo mapa de pobreza de los países en desarrollo que fuera más allá de la cartografía nacional de las tasas de pobreza promedio para proporcionar una representación más matizada de la pobreza.

El equipo que trabaja sobre el espacio abrió un nuevo camino pues logró negociar el acceso a muchos mapas de la pobreza nacionales que antes no estaban disponibles (y cuya base son las líneas de pobreza nacionales) y luego, reconociendo al mismo tiempo importantes cuestiones conceptuales y metodológicos, construyendo el primer mapa sub-nacional de pobreza de los países en desarrollo; cuanta con datos absolutos y proporcionales de las personas pobres que acceden entre US$ 1,25 y US$ 2,00 (ajustados según el Poder de Paridad Adquisitivo (PPP) de las líneas de pobreza del 2005). Estos mapas fueron construidos con más de 24000 datos sub-nacionales del mundo en desarrollo. Se sigue trabajando para mejorar aún más, sobre todo en el África subsahariana, y los datos espaciales más recientes o de mayor resolución están siendo añadidos para otros 10 países de África occidental y central  y se prevé que esté finalizado este año. (Tomado de http://www.eupedia.com)

= = = = = = =

This poverty map (and related study) was commissioned by the Consultative Group on International Agricultural Research (CGIAR) Strategy Results and Framework Team and produced through contributions from the International Center for Tropical Agriculture (CIAT), the Center for International Earth Science Information Network (CIESIN), the International Food Policy Research Institute (IFPRI), and the World Bank.

The principal aim of the project was to produce a new poverty map of the developing world that goes beyond simply mapping national average poverty rates to provide a more nuanced depiction of poverty.

The spatial team broke new ground first in negotiating access to many previously unavailable national poverty maps (based on national poverty lines) and then, while acknowledging significant conceptual and methodological issues remain, constructing the first sub-national poverty map of the developing world (headcount ratios and absolute numbers of poor people at $1.25 and $2.00 PPP 2005 poverty lines). These maps were constructed using over 24,000 sub-national data points for the developing world. Work continues to improve them further, particularly in SSA, and more recent or higher spatial resolution data is currently being added for another 10 countries in West and Central Africa scheduled for completion this year. (Taken from http://www.eupedia.com)

 

Tags: , , ,

Otra democracia es posible! / Another democracy is possible!


Este es una entrevista del programa SINGULARSE del Canal TV3 del Catalunya en España, hecha al uruguayo EDUARDO GALEANO, durante los pasados dias de las manifestaciones juveniles en España, el que se conoce como EL MOVIMIENTO DE LOS INDIGNADOS. (Tomada del website de Rebelión)

Se inicia en catalán (unos pocos minutos) y luego sigue en castellano; es muy amena y viene acompañada de música.En seguida unas pocas frases de la misma:

Untitled from Rebelión on Vimeo.

¡Nos quitaron la justicia y nos dejaron la ley!!

¡Otra democracia es posible!!

¡Con causa pero sin casa y sin trabajo!!

Basta!!

¡Lo que derechos que nosotros tenemos, gracias a nuestros padres y abuelos, no los tendrán nuestros hijos!!

¡Hay que plantear las batallas, se ganen o se pierdan!!

¡Al director del FMI lo encarcelaron por violar a una muchacha, pero no por violar países durante años; lo han debido juzgar y encarcelar por las dos cosas!!

Eso de la comunidad internacional es una mezcla de banqueros y generales, los señores de la guerra…

Son los invisibles haciéndose visibles y los que parecían sordos haciéndose escuchar

La vida no es para ganar, sino para seguir tu conciencia

Si no nos dejas soñar, no te dejaremos dormir

¿Para qué sirve la utopía? La utopía está en el horizonte y nunca la alcanzaré, sirve para eso, para perseguirla

Pero bueno, en la Utopía:

  • Los economistas no llamaran “nivel de vida” al nivel de consumo, ni “calidad de vida” a la cantidad de cosas
  • La educación no será el privilegio de que quienes puedan pagarla y la policía no será la maldición de los que no puedan comprarla
  • En Argentina, las locas de la Plaza de Mayo serán un ejemplo de salud mental, porque ellas se negaron a olvidar en los tiempos de amnesia obligatoria
  • En este mundo chambón y jodido seremos capaces de vivir cada día como si fuera el primero y cada noche como si fuera la última

= = = = = =

This is a an interview in the show named SINGULARSE of Channel TV3 in Catalunya, Spain, to the Uruguayan writer EDUARDO GALEANO, during the past days of public manifestation of the young people in Spain, known as THE MOVEMENT OF THE OUTRAGED. (Taken from the website of Rebelion)

Some excerpts of it:

They took away justice and let us the law!

Another democracy is possible!

With cause, but homeless and jobless!

Enough is enough!

Rights we have, thanks to our parents and grandparents, our children will not!

We must raise the battles despite they are won or lost!

The IMF chief was jailed for raping a girl, but not for violating countries during years; he should be judged and imprisoned for both issues!

That we name The International Community is a mix of bankers and generals, the warlords …

Those who are the invisible becoming visible and those who appear deaf becoming heard

Life is not to win but to follow your conscience

If you don’t let us to dream we will not let you to sleep!!

What is utopia? Utopia is on the horizon and one cannot reach, it serves for that, to pursue it

Anyway, in Utopia:

  • Economists do not call “living” at the level of consumption, or “quality of life” to too many things
  • Education will not be the privilege of those who can afford it and the police will not be the curse of those who cannot buy it
  • In Argentina, the Crazy Women of Plaza de Mayo will go out an example of mental health because they refused to forget in the days of obligatory amnesia
  • In this fuc*** world you will be able to live each day as if it were the first and every night as if it were the last
 

Tags: ,

El Desarrollo ¿Progreso o Ilusión? – Development: Progress or Illusion?


Dificilmente se puede encontrar una palabra más recurrente y con tan diversos significados como ‘Desarrollo’ o cualquiera de sus múltiples acepciones. Lo que busca la fragmentación del concepto de desarrollo es tratar de abordar por partes una noción que ha llegado a infiltrarse en todas las dimensiones de la sociedad humana. Este libro ofrece en cada uno de sus capítulos un análisis crítico de la relación del concepto y las prácticas de desarrollo con siete de dichas dimensiones, siendo estas la de la ética, conflicto armado, cooperación internacional, desarrollo rural, estructura agraria, perspectiva de género y educación rural.

In the international economics, politics, social, cultural and environmental narratives and practices there is hardly a more recurring word with diverse meanings as ‘Development’, and through the fragmentation of this concept it has come to permeate all aspects of human society. This book offers in each of its chapters a critical analysis of the relationship of concept and development practices with seven of these dimensions, these being ethics, armed conflict, international cooperation, rural development, agrarian structure, gender and rural education.

Myebook - El Desarrollo ¿Progreso o Ilusión? Aportes para el debate desde el ámbito rural - click here to open my ebook

Los capítulos son:

  1. Introducción (Olga Lucía Castillo)
  2. Ética y Desarrollo Rural (Maria Teresa Matijasevic)
  3. Desarrollo, Conflicto y Conflicto Armado (Gabriel Tobón)
  4. La Relación entre Cooperación Internacional y Desarrollo (Olga Lucía Castillo)
  5. Reflexiones sobre los enfoques y modelos de Desarrollo Rural a partir de los años cincuenta en Colombia (Humberto Rojas)
  6. Condiciones excluyentes: inercias y fuerzas agrarias para el Desarrollo (William Chavarro)
  7. Atributos desde la Perspectiva de Género y las diferentes opciones desde el Desarrollo (Pablo Ramos)
  8. El monumento al progreso: ¿Error o Estrategia? (Eduardo Serrano, S.J.)
 

Tags: , , ,