RSS

Monthly Archives: August 2011

¿Seguridad Alimentaria para quien? – Food Safety for whom? (Español /English)


La seguridad alimentaria es otro de los temas que conciernen a los análisis críticos del Desarrollo Sostenible. En 2009, 200 mil kilos de carne contaminada con una letal bacteria resistente a los antibióticos llegaron hasta los niños de muchas escuelas estadounidenses, antes de que la segunda empacadora más grande del país lograra requisar la carne envenenada. Un año antes, en China, seis bebés murieron y 300 mil más se enfermaron de gravedad con afecciones renales cuando uno de los principales productores de lácteos a sabiendas permitió que se le introdujera un químico industrial a sus reservas de leche. Por todo el mundo, la gente enferma y muere como nunca antes a causa de la comida que ingiere. Los gobiernos y las corporaciones responden con toda clase de normas y regulaciones, pero pocas de éstas tienen algo que ver con la salud pública. Los acuerdos comerciales, las leyes y los estándares privados, que se utilizan para imponer esta versión de la “inocuidad alimentaria” únicamente consolidan más los sistemas alimentarios corporativos que nos enferman mientras devastan los sistemas alimentarios locales, comunitarios, que en verdad nos alimentan y cuidan de la gente, que están basados en la biodiversidad, los saberes tradicionales y el comercio o intercambio a nivel local. La gente resiste, sea con movimientos contra los transgénicos en Benin o contra la enfermedad de las “vacas locas” en Corea, o mediante campañas para defender a los vendedores callejeros en India y la leche sin pasteurizar en Colombia. La cuestión de quién define la “sanidad o inocuidad alimentaria” se vuelve más y más central en la lucha por el futuro de la alimentación y la agricultura.

Para leer el artículo completo “Sanidad Alimentaria para quien? – El Bienestar de las Corporaciones contra la Salud de la Gente”, escrito por GRAIN, de click aqui

= = = = = = = = = = =

School children in the US were served 200,000 kilos of meat contaminated with a deadly antibiotic-resistant bacteria before the nation’s second largest meat packer issued a recall in 2009.  A year earlier, six babies died and 300,000 others got horribly sick with kidney problems in China when one of the country’s top dairy producers knowingly allowed an industrial chemical into its milk supply. Across the world, people are getting sick and dying from food like never before. Governments and corporations are responding with all kinds of rules and regulations, but few have anything to do with public health. The trade agreements, laws and private standards used to impose their version of “food safety” only entrench corporate food systems that make us sick and devastate those that truly feed and care for people, those based on biodiversity, traditional knowledge, and local markets. People are resisting, whether its movements against GMOs in Benin and “mad cow” beef in Korea or campaigns to defend street hawkers in India and raw milk in Colombia. The question of who defines “food safety” is increasingly central to the struggle over the future of food and agriculture.

To read the full article: “Food safety for whom? Corporate wealth versus People´s Health” written by GRAIN click here

(Imágenes tomadas de eatlocalguide.com y blog.friendseat.com;

Images taken from eatlocalguide.com and blog.friendseat.com)

Advertisements
 

Tags: , , , , ,

¿Demasiado tarde para la Sostenibilidad? – Too late for Sustainability? (Español / English)


América, una lectora de este blog contribuye a la discusión sobre la validez o no del Desarrollo Sostenible a través del siguiente artículo, que ponemos a discusión de nuestros lectores a pesar de no compartir del todo sus argumentos, pero partiendo del respeto por la diferencia de opiniones y el derecho a ser escuchados.

America, a reader of this blog contributes to the discussion on the validity or not of “Sustainable Development” through the following article that we offer to our readers while not fully share its arguments, but based on the respect for difference of opinions and the right to be heard.

DEMASIADO TARDE PARA LA SUSTENTABILIDAD: NECESITAMOS UN CAMBIO DE SISTEMA

Nicola Bullard

08/08/11

El mayor desafío que enfrentamos no es cómo entendemos la sustentabilidad, sino más bien cómo entendemos el desarrollo. Cuando consideramos el estado del mundo y el fracaso sistemático del “desarrollo” en proveer de alimentos, vivienda, educación y cuidado a la mayoría invisible, la palabra deja de tener contenido moral o incluso práctico.

Al tratar de encontrar un equilibrio entre el presente y el futuro sin plantearse una reformulación fundamental del desarrollo, el enfoque de la sustentabilidad de la Comisión Bruntland, hoy, en retrospectiva, resulta ingenuo. No obstante, en aquel momento parecía esperanzador. Creo que simplemente subestimamos la voraz capacidad del capital de cooptar y desvirtuar las ideas para ponerlas al servicio de sus propios intereses. Y puede ser que el problema radique no tanto en el término “sustentable” en sí mismo, sino en la dudosa compañía que lo rodea. Consideremos lo absurdo de la promoción doctrinaria que hace el Banco Mundial de un “crecimiento sustentable” a través de políticas que básicamente autorizan a las grandes empresas a arrebatar y vender la riquezas naturales como si no hubiera un mañana. Como consecuencia, nos enfrentamos hoy a la posibilidad de que nuestros mañanas estén contados, o al menos los mañanas que se parezcan al hoy.

Pero a pesar de las buenas intenciones y los sinceros deseos de la Comisión Bruntland de encontrar un mejor equilibrio entre la sociedad y la naturaleza, la visión era esencialmente antropocéntrica, ya que su intención era encontrar la forma para hacer posible que la humanidad pudiera vivir digna y decentemente sin destruir el planeta. El desarrollo sustentable, un término profusamente mencionado en todo el Informe Bruntland, depende del crecimiento y la acumulación, aunque además incluye su redistribución y que ocurra dentro de límites “sustentables”.

Del mismo modo, confrontados con el colapso de los ecosistemas, medioambientes tóxicos, el agotamiento de los suelos, el caos climático, la desaparición de especies, y la finitud de los combustibles fósiles, ¿tiene la sustentabilidad algún sentido, cuando es tan poco lo que queda para sostener? Deberíamos estar hablando más bien de regeneración y restauración de lo que se ha destruido, antes que de sustentabilidad.

La falta de imaginación es quizá nuestro mayor obstáculo: no la falta de imaginación para diseñar soluciones tecnocráticas complicadas para absorber los gases de efecto invernadero, construir formas de vida hechas a medida o nuevos instrumentos financieros para comerciar créditos de carbono. Ya hay demasiada imaginación humana abocada a “solucionar” problemas de manera equivocada. Lo que hace falta es imaginación para pensar cómo vivir de modo diferente, cómo desarmar las estructuras de poder que obstruyen el cambio, y cómo repensar el “desarrollo”.

Las visiones del futuro que se basan en un progreso lineal hacia la modernidad y la felicidad no son más que ilusiones. Los pueblos Indígenas y otros pueblos que viven con la Naturaleza ya lo saben. La sustentabilidad es circular, compleja, tiene que ver con armonía, relaciones y ritmos. No es un ejercicio contable cuyo propósito sea racionar la forma en que usamos los recursos del planeta.

Los pueblos indígenas andinos hablan de la última crisis –la “crisis civilizatoria”- que nos obliga a volver a imaginar qué significa el “vivir bien” o “buen vivir”. El Presidente de Bolivia Evo Morales lo describe como “pensar no sólo en términos de ingreso per cápita, sino de identidad cultural, comunidad y armonía, entre nosotros, y con nuestra Madre Tierra”.

Hermosas palabras, pero ¿cómo se pueden hacer realidad?

El Estado Plurinacional de Bolivia ha vuelto a escribir su Constitución. Ha vuelto a nacionalizar recursos claves, está desarrollando nuevas formas de gobierno y Evo Morales es el primer presidente indígena de la Américas. No obstante, los obstáculos a vencer son tremendos. Bolivia sigue profundamente sumergida en una división internacional del trabajo que se remonta al colonialismo del siglo XVI, y que la relega al papel de proveedor de mano de obra barata, tierra y recursos al resto del mundo. Los pueblos de Bolivia reclaman empleo, vivienda, tierras, salud, educación, agua potable y oportunidades de futuro. Estas mismas comunidades también defienden activamente la Naturaleza y los Derechos de la Madre Tierra, bloqueándoles el camino a las compañías mineras, defendiendo los bosques, deteniendo la extracción de petróleo. El Banco Mundial quizás quisiera hacernos creer que estos hechos contradictorios pueden amalgamarse en algo denominado “desarrollo sustentable”. Pero en la medida que Bolivia siga atrapada en el sistema mundial donde el poder y los intereses económicos se imponen sobre todo, no habrá ni sustentabilidad ni desarrollo, sólo pobreza y desposesión. Y así termina el vivir bien o el buen vivir.

Los desafíos que enfrenta la sustentabilidad son muchos, pero a continuación presento los tres que quiero subrayar como conclusión.

En primer lugar, nuestra forma de entender el “desarrollo” simplemente es equivocada. No es posible seguir pensando a la sociedad como algo independiente de la naturaleza, ni a la economía separada de la base material de la producción (naturaleza). El crecimiento tal como lo conocemos ya no es posible.

En segundo lugar, el planeta está demasiado degradado y frágil para hablar de sustentabilidad. Debemos comenzar a hablar de regeneración y restauración.

En tercer lugar, el orden político y económico internacional se alza como obstáculo a los derechos de los pueblos y la Madre Tierra, y es necesario transformarlo. Más vale pronto que tarde.

La mayor esperanza de que el sistema cambie radica en el movimiento en constante crecimiento por justicia climática y ambiental. Este movimiento reúne a activistas de la justicia social y ambiental de maneras novedosas para enfrentar a las ortodoxias del desarrollo. Levanta las voces de las comunidades que luchan y resisten en el frente de batalla de las crisis ecológica y social, y está generando nuevas ideas sobre cómo volver a alinear la relación entre naturaleza y sociedad, informado por visiones del mundo que ya llevan demasiado tiempo subordinadas a las nociones occidentales del progreso. Los pueblos indígenas hablan de crisis civilizatoria y de los Derechos de la Madre Tierra. Debemos escuchar y aprender.

Nicola Bullard es actualmente la directora de Focus on the Global South y editora de Enfoque sobre Comercio. Este artículo apareció por primera vez en Development, Volumen 54, número 2, junio de 2011, “Challenges to Sustainability”, http://www.palgrave-journals.com/development/journal/v54/n2/index.html

 = = = = = =

Nicola Bullard is currently the director of Focus on the Global South and editor of Focus on Trade.

This article first appeared in Development, Volume 54, Number 2, June 2011, “Challenges to Sustainability,”  http://www.palgrave-journals.com/development/journal/v54/n2/index.html when you can read it in English

Las imagenes fueron tomadas de dailystar.com y studentsofpeace.wordpress.com

 

Tags: , , , , , , , , ,

The Miniature Earth / La Tierra en Miniatura (English – Español)


The text that originated The Miniature Earth was first published on May 29, 1990 with the title “State of the Village Report”, written by Donella Meadows. Nowadays Sustainability Institute, through Donella’s Foundation, carries on her ideas and projects. The text used here has been modified. The statistics have been updated based on specialized publications and mainly reports on the world’s population provided by the UN, the Population Reference Bureau (PRB) and others.

= = = = = = = = = = = =

Si quiere ver esta presentación en español de click aquí

El texto que dio origen a la “Tierra en Miniatura” fue publicado por primera vez el 29 de mayo de 1990 con el título “Informe sobre el Estado de la Aldea Global”, escrito por Donella Meadows. En la actualidad el ‘Instituto de la Sostenibilidad’, a través de la Fundación de Meadows, lleva a cabo sus ideas y proyectos. El texto utilizado aquí ha sido modificado, las estadísticas han sido actualizadas con base en publicaciones especializadas y, principalmente, en los informes sobre la población mundial de  la ONU, y la Populaton Reference Bureau (PRB) y otros.

 

Tags: , , , , , , , ,

Boaventura de Sousa Santos (Español/English)


Boaventura de Sousa Santos es profesor de Sociología en el Facultad de Economía de la Universidad de Coimbra (Portugal) y ha sido premiado en la Facultad de Derecho de Universidad de Wisconsin-Madison y también de la Universidad de Warwick (UK)

Es director del Centro para los Estudios Sociales de la Universidad de Coimbra y hace parte del grupo de investigación “Democracia, Ciudadanía y Leyes” del mismo centro.

En su sitio web encontrará numerosas publicaciones en varios idiomas, relacionadas con los temas de nuestro interés, tal como el libro que aquí se muestra.

Boaventura de Sousa Santos is Professor of Sociology at the School of Economics, University of Coimbra (Portugal), Distinguished Legal Scholar at the University of Wisconsin-Madison Law School and Global Legal Scholar at the University of Warwick (UK).

He is Director of the Centre for Social Studies of the University of Coimbra and member of the Research Group Democracy, Citizenship and Law of the Centre.

In his website you will find some of his writings published in various languages and related to our topic of interest, such as the book we show here.

 

Tags: , , , , , , , ,