RSS

Monthly Archives: September 2015

Érase una vez… La reforma agraria y la Sustitución de Importaciones en el Siglo XXI


ERASE UNA VEZ… LA REFORMA AGRARIA Y LA SUSTITUCIÓN DE IMPORTACIONES EN EL SIGLO XXI
Mauricio, Herrera-Jaramillo – Grupo de Investigación Conflicto, Región y Sociedades Rurales

 

sustitucion-de-importacionesComo muchas cosas en Colombia, de repente y por obra y gracia de la dependencia económica, el llamado y el grito de los marginados es aparentemente escuchado, sin embargo, como históricamente puede ser demostrado, es escuchado porque su materialización tiene ganancias para uno de los sectores poderosos del país

En las últimas semanas en diferentes artículos en periódicos y revistas nacionales se grita a voces la generación de planes y proyectos orientados a la sustitución de importaciones y la reforma agraria en Colombia. (Ver tabla No. 1)

Esta bomba mediática tiene su origen en el anuncio el 15 de agosto en el marco de la Asamblea Nacional de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI) en Cartagena, por parte del Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri Valencia, de la puesta en marcha de un Plan para la sustitución de importaciones encaminada a lograr la seguridad Alimentaria en el país. Para acceder al artículo completo: Erase una vez…

 

 

Tags: , , , , ,

Dudas sin Consecuencias para la Realidad – Dr. Caspar Dohmen


Esta es la tercera entrega de la Agenda del Post-Crecimiento en Construcción

DUDAS SIN CONSECUENCIAS PARA LA REALIDAD
Partidos políticos en Alemania asumen la crítica al crecimiento sin convertirla en política
(Autor Dr. Caspar Dohmen, periodista con énfasis en economía y autor de libros, su último libro “Otto Moralverbraucher”)

AGENDA POST CRECIMIENTO EN CONSTRUCCIÓN
Desarrollo sostenible y equitativo sin la presión del crecimiento
(Dossier de Pan para el Mundo y MISEREOR, en cooperación con la revista WELT-SICHTEN, Dossier 3 – 2015, http://www.welt-sichten.org)
(Traducido por Jorge Krekeler, Moisés Bellota y Yazmin Madeleine Tolosa G.)

Desde la ciencia y los medios surgen voces que cuestionan el paradigma del crecimiento en nuestro sistema de economía. Las consecuencias del crecimiento son también tema para los partidos políticos. Pero en la cotidianidad política, conceptos en torno a la sociedad del post-crecimiento casi no se hacen escuchar.

Los políticos hablan con frecuencia de las consecuencias nocivas del crecimiento sin límites, alertando sobre los peligros colaterales como la pérdida de especies y de la biodiversidad o el cambio climático, pero en la búsqueda de soluciones para problemas actuales como el endeudamiento estatal, desempleo o envejecimiento de la sociedad, los mimos políticos conocen una sola receta: más crecimiento. Solo más allá de la vorágine diaria tratan aspectos en torno a una sociedad con menos o ningún crecimiento.

Green New DealEn los últimos años sí se dio un viraje en el pensamiento de muchos. Y esto se evidencia en los esfuerzos para redefinir una escala en torno al bienestar. “Crecimiento económico no es un propósito político” constata el informe final 2013 de la comisión Enquete parlamentaria alemana, analizando “Crecimiento, Bienestar y Calidad de Vida”. Los integrantes, más allá de su afiliación a partidos políticos coincidieron en que el crecimiento del PIB como indicador para incremento del bienestar societal es deficitario y debe ser reemplazado por una suerte de índice, agrupando una variedad de aspectos: desde participación y usufructo social, medida por situación de empleo, educación, salud y libertad; hasta la ecología, medida por indicadores en torno a los gases invernadero, nitrógeno y biodiversidad. Diferentes partidos (entre CDU/CSU y SPD) incorporaron esta idea en sus propuestas programáticas, es decir un sistema de monitoreo e información, comprensible y actualizado regularmente en torno a la calidad de vida en Alemania.

Promotores de la sociedad post-crecimiento como Niko Paech ven la necesidad que las personas cambien su estilo de vida, particularmente en los países industrializados, bajando su consumo: modestia y suficiencia son las palabras. Esta visión no aparece en la práctica política o solo de forma marginal. La conciliación entre economía y ecología está depositada como tarea pendiente para las innovaciones tecnológicas verdes, como “Green New Deal”, en alusión al New Deal, paquete de medidas y reformas del presidente norteamericano Franklin D. Roosevelt en los años treinta, reaccionando ante la crisis económica mundial y desempleo masivo. Del Green New Deal empezaron a hablar intelectuales en los Estados Unidos a finales de los años noventa. Al poco tiempo incorporan otros este término en su lenguaje como por ejemplo el programa medioambiental UNEP, de las Naciones Unidas. Con industrias “verdes” se quiere estimular la economía, crear nuevos empleos y frenar el cambio climático. Un papel importante tienen aquí los conceptos de energía y consumo, enfocados en la descentralización.Caspar Dohmen

Un documento estratégico de la Fundación Heinrich Böll y del Worldwatch Institute, indica con referencia al Green New Deal: “Lo que necesitamos son cambios sustanciales y la predisposición de atrevernos a implementar enfoques y tecnologías fundamentalmente nuevas o distintas, sin optar por pasos intermedios”. Al momento de la publicación de este documento en 2009, la economía mundial afectada por la crisis financiera estaba en aprietos. Las expectativas de los autores que los gobiernos de los EE. UU. y de la Unión Europea utilicen sus paquetes gigantescos de estímulo de la coyuntura económica para empujar el Green New Deal no fueron cumplidas. Al contrario, los gobiernos seguían obedientes a la lógica de la “old economy”, Alemania por ejemplo con el “plan renovación” para automóviles.

El Green New Deal y Economía Verde
Para el partido verde de Alemania (Die Grünen) los desafíos a futuro son grandes programas de inversión pública con sensibilidad ecológica y nuevas formas de una economía solidaria. A mediano plazo será necesario reducir la dependencia de la economía en torno al crecimiento. “Necesitamos una transformación social-ecológica para convertir nuestro sistema de economía, basado en el carbono en una economía sostenible y de bajo consumo de recursos”, menciona el programa del partido para las últimas elecciones federales. Hay que regular más los mercados, estableciendo estándares ecológicos y sociales vinculantes.

El Partido Social-Demócrata (SPD) apuesta también a la economía verde, con la esperanza que de esta forma la plaza manufacturera Alemana se fortalezca. También hay la expectativa de desacoplar el crecimiento de la economía del consumo de recursos. Si se lograse esto -hasta ahora no se ha podido- sería una respuesta aceptable al apremiante problema de la finitud de los recursos. Los socialdemócratas agendaron propuestas por parte del Denkwerk, conformado por políticos de los Verdes y Socialdemócratas y del espectro sindical, con sus ramas de metalurgia y química. Una de estas propuestas es la idea de un nuevo cuadrilátero mágico como brújula para la futura política económica, en 1967 se creó la ley de estabilidad y crecimiento, atendiendo el cuadrilátero de estabilidad de precios, empleo, equilibrio en el balance comercial exterior y crecimiento económico continuo y acertado. Han pasado dos generaciones y ahora surge la idea de reemplazar esta ley por una ley de estabilidad y bienestar, con las dimensiones de una sostenibilidad económica, social y ecológica. Pero el partido socialdemócrata se retrata como partido clásico de trabajadores (industriales), subrayando esta línea por su actual política de carbono. Formando parte de la comisión Enquete, el partido apoyó aun la petición para una transformación ecológica social pero en su último programa electoral ya no se hablaba del tema.

El partido de la izquierda (Die Linken) reclama ser el partido de la transformación ecológica-social de la sociedad, buscando un socialismo democrático, liberal, ecológico y sabroso. Su programa electoral: “La inminente catástrofe climática, el rápido agotamiento de muchos recursos naturales y la acelerada destrucción de la biodiversidad por un lado, y la escisión de las sociedades en ganadores y perdedores de la globalización neoliberal, con un notorio consumo lujoso y creciente hambre por el otro son las dos caras de la medalla. Los retos, entre social y ecológico solo permiten soluciones compartidas”. El programa ofrece algunos aspectos de relevancia para un concepto en torno a la sociedad post-crecimiento como la focalización en circuitos económicos regionales, o una cultura de debate democrático para definir la forma o sistema de economía más amigable al servicio de la humanidad y del planeta. Los Linken despiertan muchas expectativas desde sus propuestas programáticas pero a nivel federal y nacional el partido aun no ha tenido oportunidad de probar en la práctica sus planteamientos.

El economista conservador Meinard Miegel pronostica para zonas como la Unión Europea tasas de crecimiento muy moderadas y escenarios de crecimiento cero, a pesar de muchos esfuerzos. Contrariamente a las opiniones de algunos expertos, en los conceptos para el futuro de los partidos demócrata-cristiano y social-cristiano (CDU/CSU), el crecimiento económico será indispensable por ejemplo para generar nuevos empleos, garantizar estabilidad y paz social y poner en orden las finanzas fiscales; pero se admite la necesidad de lograr un crecimiento económico orientado a la sostenibilidad. Sus propuestas para implementar ésta iniciativa son ciencia pura de la economía de mercado y de la esfera tecnológica. Un ejemplo es la gran apuesta al instrumento del mercado de certificados de carbono a nivel de la Unión Europea. Debido a una sobreoferta de certificados el sistema funciona con muchos problemas. Estudiando los programas electorales de estos partidos no se encuentra aspectos en torno al tema de una sociedad de post-crecimiento.

Conclusión
Para los partidos el tema de la visión de una sociedad con significativamente menos o sin ningún crecimiento de la economía es de muy poca relevancia. Tomando en cuenta la magnitud de la amenaza que exige respuestas políticas colectivas, el contraste es grande.

(Imágenes tomadas de http://www.greenpartywatch.org; y http://www.amazon.co.uk)

 

Tags: , , , , ,

Desarrollo Sostenible y Equitativo sin la presión del Crecimiento – N. Treu, S. Tuschen


Esta es la segunda entrega de la Agenda del Post-Crecimiento en Construcción.

DESARROLLO SOSTENIBLE Y EQUITATIVO SIN LA PRESIÓN DEL CRECIMIENTO
(AGENDA POST CRECIMIENTO EN CONSTRUCCIÓN)
(Dos de Siete)

Dossier de Pan para el Mundo y MISEREOR, en cooperación con la revista WELT-SICHTEN, Dossier 3 – 2015, http://www.welt-sichten.org
(Traducido por Jorge Krekeler, Moisés Bellota y Yazmin Madeleine Tolosa G.)

“DECRECIMIENTO SIGNIFICA ANTE TODO POSIBILITAR JUSTICIA GLOBAL”
Entrevista con Nina Treu, coordinadora colegiada programática de la Conferencia Decrecimiento 2014

En septiembre 2014 se celebró en Leipzig / Alemania la cuarta conferencia internacional de post-crecimiento, sostenibilidad ecológica y justicia social. Tres mil participantes de 74 países compartieron y discutieron durante cinco días. La conferencia ha sido parte de un ciclo de actividades, de carácter internacional: conferencias del decrecimiento (degrowth) se han dado antes en Paris (2008), Barcelona (2010) y en Venecia y Montreal (2012).

¿Qué ha sido lo particular de esta conferencia en Leipzig?
Lo particular y para nosotros dando por sentado, era asumir la idea del decrecimiento no solo desde lo teórico y sus contenidos sino aplicarlo también desde la organización. El grupo de organizadores estaba compuesto por setenta personas ubicadas en diferentes partes de Alemania. Todos tenían el mismo peso en los momentos de decidir y las cuestiones estratégicas se resolvieron por consenso. Para reunirnos hemos optado por espacios no comerciales (por ejemplo proyectos de vivienda en Leipzig). Coincidimos también en el criterio de que el dinero no sea obstáculo para desistir de una participación. Por esta razón todos los participantes podían decidir libremente sobre el monto que aportaban al evento. Nosotros propusimos un margen de entre 15 y 200 Euros y al final alcanzamos un monto por concepto de aportes más alto que el presupuestado.

Admitimos como socios solo a organizaciones que no tengan relación con métodos de producción fósil y de mucho capital financiero. Descartamos la participación de empresas que lucran. Consideramos importante que el actuar de los socios y de las organizaciones de apoyo refleje su orientación a principios solidarios, ecológicos y emancipatorios.

decrecimiento¿Cuáles han sido los objetivos de la conferencia?
El objetivo estratégico ha sido avanzar en el desarrollo del discurso del decrecimiento. La idea era hacer conocer enfoques desde la ciencia y de la práctica, fomentar el intercambio entre actores dedicados a la investigación, la implementación, y a activistas del decrecimiento. En este sentido hubo aportes de tres áreas, además de momentos de arte; todos los aportes con orientación a tres ejes temáticos: i) organizar a la sociedad, ii) practicar una economía social-ecológica y iii) vivir comunidad. Además los tres días del evento, descontando el día de apertura y de clausura, tenían diferentes lemas: “Enfrentar a las crisis: crítica y resistencia”. ”Conformar alianzas”. Y “Visiones y estrategias para la transformación”.

Nos ha sido importante lograr puentes entre los diferentes actores dentro del discurso del decrecimiento y con discursos afines. A la vez buscábamos un dialogo entre el norte global y sur global fomentando modelos de sociedad y de economía más allá de la lógica del crecimiento. Un propósito particular nuestro era la articulación y el fortalecimiento de los movimientos del decrecimiento alemán y de la región europea. Además se quería colocar mensajes del discurso del decrecimiento, o dicho de manera más amplia, de la crítica al crecimiento en la esfera pública.

¿Lograron sus objetivos?
Logramos todos nuestros objetivos. La conferencia del decrecimiento 2014 ha aportado en la maduración del discurso del decrecimiento. Esto ha sido posible gracias a la variedad de aportes y discusiones diferenciadas. Logramos articular las corrientes del decrecimiento del sur europeo con el debate en torno a la crítica al crecimiento en Alemania. Los científicos, activistas y actores en ejercicio del sur han aportado de forma significativa a la conferencia. Además logramos un eco mediático bastante amplio con más de setenta anotaciones mediáticas.

Durante la conferencia se podía tener la impresión que lo único pendiente fuese la pregunta del Cómo ya que la pregunta de la necesidad y de la viabilidad del decrecimiento era un Sí contundente. ¿Es correcta esta apreciación?
Esto depende de la perspectiva de cada quién. Nosotros pensamos que la pregunta principal sobre la necesidad del decrecimiento, evitando así la catástrofe ecológica y posibilitando una vida plena, tiene que ser respondida con un Sí. Necesitamos muchas buenas propuestas para la implementación de una sociedad y economía, más allá del paradigma de crecimiento, y exactamente a esto iba la conferencia. Queríamos visibilizar formas viables y concretas. Pero tenemos muy claro que las mayorías aun no responden con un sí y que aun tendremos que trabajar mucho en este sentido.Misereor

¿Tienen pensado futuras acciones?
Con la conferencia el debate en torno a la crítica del crecimiento ha alcanzado una cumbre. Y debido al éxito logrado, el círculo de organizadores, organizaciones de apoyo y socias tienen mucho interés de seguir trabajando en el tema. Ampliaremos la página web decrecimiento convirtiéndola en un portal de información con un umbral temático afín pero más amplio para crear un punto de referencia. En agosto organizaremos una escuela de verano acerca de decrecimiento y justicia climática en la zona de explotación de lignito a cielo abierto, situada cerca del río Rin, acompañada por un campamento climático y acciones de masa. Con esto pretendemos vincular el debate en torno al decrecimiento más con iniciativas por la justicia global.

-tenerserEn la conferencia participaron también representantes del sur global. ¿Es el decrecimiento el camino indicado para el sur en las transformaciones necesarias de la sociedad?
Esta pregunta no es fácil de responder. Son los pueblos de los países del sur y no nosotros quienes tendrán que definir si la opción de descartar el paradigma de crecimiento es indicada para su camino hacia una sociedad con justicia social y medioambiental. A nosotros nos corresponde poner fin a la exportación al mundo de nuestro modelo de bienestar y crecimiento, haciendo creer que esto fuese la solución a todos los problemas. Decrecimiento en el norte global significa ante todo posibilitar justicia global. Solo con la reducción de nuestro consumo de recursos y con condiciones comerciales de nuestro lado que generan menos (o ninguna) explotación en otros países, el sur global podrá definir su propio desarrollo con más libertad. Esto puede significar salir del paradigma de crecimiento y hasta la reducción de crecimiento en algunas ramas como por ejemplo en la energía fósil, pero partiendo de una línea base distinta a la nuestra.

¿Las y los participantes del sur global, han encontrado déficits o lagunas en el debate alemán y europeo en torno al decrecimiento?
Los invitados del sur global han dejado muy claro que para ellos lo más relevante ha de ser los aspectos relacionados con la justicia global y no solamente la disminución de emisiones, la reducción del estrés o la conservación de la naturaleza en el norte. Yo no hablaría de manchas blancas ya que el debate acerca del decrecimiento en Alemania y Europa gira también en torno a estos aspectos. Pero los participantes del sur global subrayaron estos aspectos, con testimonios prácticos y auténticos – esto si tiene mayor legitimidad y fuerza de convencer a que cuando alguien con perspectiva de observador informa lo mismo. De todas maneras es importante mantener la conexión del debate en torno al decrecimiento aquí con los debates del sur global.

(La entrevista hizo Stefan Tuschen, encargado para política y futuro global de Misereor)

Imágenes tomadas de http://www.granadaentransicion.wordpress; y http://www.tunuevainformación.com)

 

Tags: , , , , ,

Hay que abandonar la idea afanosa del crecimiento económico – Arturo Escobar


EL ESPECTADOR

En su sección del 2 de sep, 2015 EL ESPECTADOR ofreció este artículo

Hay que abandonar la idea afanosa del crecimiento económico”

El antropólogo manizaleño, uno de los científicos sociales más influyentes, habló del proceso de paz, de su trayectoria académica y del Pacífico colombiano en un eventual posconflicto.

Por: Steven Navarrete Cardona

En Twitter: @stevenavcardona

 “Hay que abandonar la idea afanosa del crecimiento económico” A sus 63 años Arturo Escobar continúa trabajando en proyectos que permitan la comprensión de la importancia ambiental y cultural del suroccidente del país./ Andrés Torres

Descifrar por su acento el lugar de origen de Arturo Escobar es una tarea compleja. Nació en Manizales, pero creció en Cali y desde hace más de dos décadas vive en Estados Unidos. Estudió ingeniería química en la Universidad del Valle y, al finalizar su carrera, sus vivencias e intereses se volcaron hacia los problemas que no se pueden controlar en un laboratorio, como la pobreza, la desnutrición y el hambre.

En Estados Unidos cursó una maestría en nutrición y un Ph.D sobre planeación y desarrollo en la Universidad de Berkeley, en California. En ese mismo centro educativo tomó cursos con Michel Foucault, quien influyó en su pensamiento de forma importante. Desde aquel entonces empezó una brillante carrera académica que lo ha llevado a ser profesor visitante en prestigiosos centros académicos en Argentina, Inglaterra, España, entre otros países.

Su trabajo ha estado enfocado en los estudios del desarrollo y el Pacífico colombiano. Se erige como un pilar del pensamiento social a nivel mundial, integrando colectivos de pensamiento como el del grupo modernidad/colonialidad, donde participan los principales pensadores latinoamericanos, como Enrique Dussel, Aníbal Quijano y Wálter Mignolo. Sus trabajos son ampliamente citados en los sistemas bibliográficos. Su libro, Encountering Development: The Making and Unmaking of the Third World (Princeton University Press), en castellano La invención del tercer mundo, ha vendido más de 50.000 copias y ha sido traducido a diversos idiomas, entre ellos el japonés. Fue apodado por Simon Reid-Henry, en el periódico The Guardian, como El pensador del posdesarrollo y actualmente es profesor distinguido ( Kenan Distinguished Teaching Professor of Anthropology) en la Universidad de Carolina del Norte, Chapel Hil. Por convicción, no tiene fotos de trabajo de campo con las comunidades, “no son un objeto para mostrar”, afirma. Él estará en Cali hasta fin de año participando en diversos eventos y congresos.

 ¿Cómo se ha sentido siendo profesor entre los antropólogos norteamericanos?

La academia estadounidense es muy rigurosa y demandante, pero siempre está abierta a muchos saberes. La confluencia de la diversidad enriquece el conocimiento, así como el acceso a recursos para, entre otros temas, posibilitar el desarrollo de investigaciones. Pero nunca me he desligado de la academia colombiana, integro los grupos de investigación Nación/Cultura/Memoria y el Grupo de Investigación en Estudios Culturales. Además, mis proyectos de investigación se han desarrollado con base en las problemáticas que aquejan al Pacifíco colombiano.

Usted es uno de los pocos colombianos que conocieron personalmente a Foucault. ¿Qué retomó de su trabajo?

En mi tesis doctoral aplique las teorías de este pensador francés. De cómo aprendemos a investigar en detalle los discursos que nos constituyen como modernos, salirnos de esos discursos y de sus conexiones del poder para reconstruir nuestras subjetividades.

¿Cómo es que pasa de interesarse del hambre al problema del desarrollo?

La desnutrición es una cuestión de poder. Hay suficientes recursos para alimentar a todo el mundo. Me di cuenta de que el problema del hambre está inmerso en uno más grande, que es el del desarrollo, siendo este un discurso impuesto a los países de Asia y América Latina, donde los organismos internacionales los categorizaron e inventaron como subdesarrollados.

Pero diversas realidades cambiaron, mejoró la calidad de vida y las estadísticas de mortalidad bajaron en zonas donde llegaron los dineros de la cooperación internacional…

Muchos organismos se han encargado supuestamente de ayudarnos a desarrollar, pero han traído mayores problemas, ajustes en la economía que han resultado desastrosos en el plano social, alcanzar metas y querer ser como los países del norte global, en una carrera que no va hacia ningún lugar.

¿Existe una alternativa al desarrollo?

Se empezó a generar la idea del posdesarrollo, que consiste en abandonar la idea afanosa del crecimiento económico para empezar realmente a reorientar la vida de los pueblos hacia lo que ahora llaman el “buen vivir”.

Hablemos un poco de la realidad latinoamericana en este escenario. Los gobiernos, a falta de una fuerte industrialización y de lugares estratégicos en el mercado mundial, se han volcado a la extracción de recursos naturales. Algunos definen está situación como “neoextractivismo” y está generando muchos problemas con las comunidades.

Los compromisos con las comunidades tienen que ser primero, pero son subordinados a los dictámenes de las necesidades de acumulación de capital, de deuda de préstamos. Hay que darle vuelta a la película, pero para ello hay que moverse en una estrategia, que en algunos países de América Latina llaman “postestractivista”. Hay un marco de acciones concretas desarrollado por algunas ONG ambientalistas.

En la actualidad se habla del “desarrollo” para el posconflicto. ¿Podríamos resignificar ese concepto?

Definitivamente no. No podemos pensar en el posconflicto con las categorías que generaron el conflicto. Necesitamos pensar de otra forma, una visión más holística donde no se enfatice el factor económico, el consumo, las grandes plantaciones que se han expandido a sangre y fuego a nombre del desarrollo, sino que se enfatice en que lo que hay que maximizar es el bienestar de la gente, la justicia social, la biodiversidad, la reducción del gasto energético, porque estamos acabando con el planeta; si queremos realmente propender por el posconflicto tiene que haber un cambio radical de estrategia.

¿Para usted qué significado tiene el proceso de paz?

El proceso de paz y el fin del conflicto armado es sólo un comienzo para apostarles a la justicia social y a la conservación cultural, que aseguren la pervivencia de los pueblos afrodescendientes e indígenas, de los campesinos, con toda su cultura rural, a diferencia del individuo urbano que le apuesta más a la individualidad, pero tiene que haber otros valores, más colectivos, comunales y comunitarios.

En un escenario de posconflicto usted cree que puede primar está relación orgánica de estos valores rurales con los urbanos…

Pienso que sí, y hacia allá están yendo los nuevos movimientos campesinos que han tomado conciencia que la relación campo-ciudad debe ser repensada. Donde empiece a cultivar las huertas urbanas se producirá alimentación más orgánica, más saludable, todo el modelo tiene que ser repensado a nivel mundial. Movimientos de transición, otras formas más locales.

Su investigación ha estado enfocada en las comunidades negras del Pacífico colombiano, ¿en qué momento esta parte se empieza a insertar con el resto del país?

Antes de las décadas del sesenta y el ochenta el Pacífico estuvo muy aislado. Las personas vivían de la autosuficiencia. Empezaba la década del desarrollo del Pacífico y ahora va de mal en peor, llegaron las carreteras que acaban con el bosque tropical húmedo, los “paras”, la guerrilla, la coca, las retro, el desarrollo que está devastando el Pacífico.

¿Ha cambiado la estrategia del Gobierno para el Pacífico?

Ha sido la misma durante 25 años; camaroneras, puertos y las personas siguen en las mismas condiciones. Mire Buenaventura, el 70% de la globalización entra por Buenaventura y sigue siendo pobre.

Usted ha hecho énfasis en algo clave, y es cómo las comunidades conservaban la naturaleza antes de la llegada de la modernización y la idea de progreso. Esto nos recuerda al actual “ambientalismo de los pobres”, que han definido algunos ecólogos.

Debe haber justicia ambiental tanto en el sur global como en el norte global. Quienes han generado los problemas ambientales son los países ricos del mundo, especialmente el calentamiento global. El ambientalismo de los pobres hace referencia a diferentes estrategias, que en muchos casos no se hacen de forma consciente, sino que forma parte de las prácticas ancestrales de las comunidades; no desechar los residuos, sino que vuelvan a la tierra, cuando son orgánicos, como hacen los campesinos.

Su trabajo también se ha especializado en impulsar y difundir nuevos conocimientos y conceptos, posicionándolos en la academia a nivel internacional. Cuéntenos un poco a qué hace referencia cuando hablamos de “pluriverso”.

El pluriverso se refiere a una visión del mundo que hace eco en la creatividad y dinámica autopoiética de la tierra y al indudable hecho de que ningún ser viviente existe de forma independiente de la Tierra. Este concepto lo hemos venido impulsando para hacer entender que existen conocimientos propios, raizales, campesinos, que deben ser tenidos como válidos en el interior de las academias. Esa tarea sin duda la impulsó Orlando Fals Borda al recoger el término de “Sentipensar”, que debemos seguir avanzando en ese plano.

 

Tags: , , ,