RSS

Tag Archives: Almanaque del Futuro

El Almanaque del Futuro – Hay algo más que el mercado (2)


La iniciativa llamada EL ALMANAQUE DEL FUTURO, está estrechamente relacionada con los debates actuales sobre el concepto y las prácticas de “desarrollo”. Como parte de esta iniciativa se han documentado nueve experiencias prácticas actuales; va la segunda…

ALMANAQUE DEL FUTURO
EXPERIENCIAS MOTIVADORAS Y NUEVOS CAMINOS DESDE LO LOCAL

Jorge Krekeler(Jorge Krekeler – Asesor Temático MISEREOR)

HAY ALGO MÁS QUE EL MERCADO
Acerca de la experiencia documentada Familias campesinas de la comuna San Gabriel del Baba mediante muchos encuentros e intercambios de experiencias se convencieron de la agro-ecología. En la actualidad, sus fincas son plenamente agroecológicas y las personas son promotores de la causa agroecológica. Han logrado canales de comercialización alternativos pero aun se encuentran con consumidores poco conscientes. Estos contratiempos del mercado no han cambiado su convicción ya que para las personas, el mercado y la parte económica no es lo más importante. comida sana

Una tarde en la finca
Fabiola Erazo y Mónica Beltrán han invitado a visitar sus fincas. Ellas viven en la comuna San Gabriel del Baba, en el área rural de la ciudad de Santo Domingo de los Tsachila, situada a setecientos metros de altura en el camino de Quito a la Costa Pacífica en Ecuador. El número de personas y familias campesinas, quienes vienen capacitándose y practicando la agricultura agroecológica es grande en esta región. Click para acceder al documento original y leer la experiencia completa Hay algo más que el mercado

(Imagen tomada de youtube)

 

Tags: , , , , , ,

Parcela Agroforestal – Almanaque del Futuro


Y aquí otra fuente de inspiración del Almananque del Futuro…

wipalaEn la región amazónica fronteriza de Ecuador con Colombia los problemas que acechan a la población no son menores: extractivismo petrolero, contaminación, violencia social. El testimonio de Belia Vaca, animada e inspirada por el sistema Wiphala de la Clínica Ambiental es una muestra fiel de que es factible cambiar la realidad desde su propia vida, empezando procesos y transformaciones a su alcance, sin ignorar al mismo tiempo problemas de mayor calibre. Hago lo que puedo – el lema de Belia es despertar y contagiar al otro desde su testimonio y acciones concretas.

Yo me siento satisfecha Con estas palabras inicia Belia, contando su historia. Belia Vaca vive con su esposo Galo Rodríguez en una zona rural de la parroquia Pacayacu, a una hora en transporte público de Lago Agrio, capital de la provincia de Sucumbíos, en la Amazonía ecuatoriana. Sus cinco hijos son mayores y viven en Lago Agrio; este fin de semana tiene compañía de su hijo Ricardo y su novia que ayudarán en la atención de las personas que asistirán a un taller de la Clínica Ambiental, aprovechando las instalaciones turísticas, que Belia junto con su familia han construido en el transcurso de los años. “Estoy participando desde hace 9 años en la Clínica Ambiental y recuerdo aun muy bien cuando el doctor Adolfo trabajaba como médico en la zona”. Adolfo Maldonado, junto con otras personas, apoyadas por la organización ecologista Acción Ecológica y patrocinados por ASPA empezó a invitar a personas como Belia a trabajar como colectivo para desarrollar e implementar un sistema de reparación integral comunitaria alterativa. Para acceder al texto competo  click parcela-agroforestal

 

Tags: , , ,

¿Los disidentes somos desadaptados?


Tomado de “Conversar, sentir y pensar” publicado el 14.08.15

Cualquier coincidencia con nuestra vida diaria…

Había un mundo feliz en el que las máquinas no terminaban en la palanca o el teclado si no que de ellas hacía parte también el operario y el oficinista, la producción controlaba a estos humanos como periféricos de los aparatos a los que estaban conectados y cada ocho horas tenían relevos en los turnos de trabajo.

Para lograr que las ganancias siempre se acrecentaran era necesario contar con personas dispuestas a la eficiencia por encima de todo y esto se lograba maravillosamente; era el resultado de siglos de cambio cultural centrado en las aspiraciones del individuo, el descrédito de lo comunitario y la conversión del egoísmo en el mayor valor para guiar la sociedad.

automata1Desde muy chicos en sus hogares les transmitían que al ser adultos serían valorados por sus ingresos y la manera de gastarlos en centros comerciales, automóviles, bisturís, parejas y otras deslumbrantes mercancías.

El sistema era eficiente, los padres impulsaban a sus hijos a ser siempre los primeros en la carrera de triciclos, en el equipo de fútbol, en las notas escolares, repetían: sólo sirve ser el primero, los demás son perdedores. El principal motivo para elegir que aprenderían sus pequeños era el cuanto ganarían en sus oficios de adultos.

Los estudiantes insistían y lograban que los profesores fueran prácticos, divertidos, ligeros y que no los perturbaran con esas tediosas teorías que explicaban los fenómenos y las causas; la sociedad había avanzado y fue aceptado como pilar de la enseñanza que no era importante aprender a sumar ya que la calculadora había rescatado a la humanidad de ese farragoso asunto.

La educación había sabido responder de manera satisfactoria a la crítica frecuente del mundo productivo que la acusaba de no conectarse con las necesidades de la ganancia; por fortuna habían sido relegadas a su mínima expresión las humanidades, el arte y la música; la academia lograba operarios específicos, oficinistas repetitivos, directores sin liderazgo, médicos sin pacientes pero con clientes, agrónomos sin campesinos pero con rentabilidad; la eficiencia había sido lograda.

En el trabajo les decían que llegaban a una gran familia, leían los valores éticos de la empresa, comprendían con ilusión que debían estar disponibles para cuando los necesitaran, que trabajar tiempo extra sin paga era un gesto de compromiso; en diez años ya habían tenido igual cantidad de empleos; pero eso no importaba, desde su más tierna edad habían sido formados para vivir en la incertidumbre del contrato, en la precariedad del suelo y en las necesidades de del servicio.

En las charlas de motivación con la sicóloga de la empresa les recordaban que eran un equipo y debían ayudarse; en las reuniones de trabajo y cumplimiento de metas se les exigía competir todos contra todos; el sistema funcionaba bien, ya en esta etapa de la vida contaban con la ventaja firme de ni siquiera notar las contradicciones.

Para bienestar general los momentos de ocio eran pocos, los niños tomaban ocho cursos adicionales a sus labores escolares, los adultos usaban casi todo su tiempo en el trabajo y transporte diario.

La diversión más frecuente era matar el tiempo libre desde alguna pantalla que le evitará dar vida a la conciencia de si mismo; también ya se había superado esa época primitiva de ser hincha de un equipo local y ya todos compraban camisetas y abalorios de uno o dos equipos grandes del universo con los cuales se conectaban a través de la televisión.

Estaba en vía de superación esa atávica costumbre de conversar con el vecino, mirar la cara del interlocutor y aún la peor: dirigirle la palabra a otros en los sitios comunes donde pudieran coincidir.

La inteligencia se evidenciaba en la capacidad para hacer buenas compras un día de promoción; en la habilidad para la gimnasia bancaria y las acrobacias con los días de cierre de las tarjetas de crédito.

Esta sociedad era feliz, exhibían los objetos y el oropel que sus padres y abuelos nunca habían soñado, sabían cuál era la última tontería del artista de moda, contaban con una dosis diaria de me gusta en sus cuentas sociales y estaban seguros que no había límites en y para el planeta.

Un disidente dice que protegidos por sus sábanas duermen mal, se sienten solos y frustrados, ¡Sólo es un desadaptado!

14.08.15 (Imagen tomada de http://www.pijamasurf.com)

 

Tags: , , , ,

Sistema Participativo Eco-Feria – Almanaque del Futuro


Como parte de la iniciativa ALMANAQUE DEL FUTURO se han documentado experiencias prácticas actuales que demuestran que otros caminos son posibles. Hoy compartimos EL SISTEMA PARTICIPATIVO ECO-FERIA

ALMANAQUE DEL FUTURO
EXPERIENCIAS MOTIVADORAS Y NUEVOS CAMINOS DESDE LO LOCAL

Jorge Krekeler(Jorge Krekeler – Asesor Temático MISEREOR)

ESPERAMOS QUE ESTA EXPERIENCIA, DE LAS NUEVE DOCUMENTADAS EN EL ALMANAQUE DEL FUTURO,  NOS ENSEÑE PRÁCTICAS INNOVADORAS SOBRE OTROS CAMINOS POSIBLES

El sistema participativo de garantía de ECO Feria es un mecanismo de acreditación participativa al alcance de pequeños productores, facilitando la venta de productos alimenticios ecológicos, beneficiando a la agricultura familiar y otros actores de la economía social solidaria al igual que al consumidor.

ecoferiaEn los mercados de la ciudad La Llajta, otro nombre muy común para Cochabamba, ciudad y región valluna de Bolivia es también sinónimo para la cocina más variada del país y consenso nacional a pesar del regionalismo tan característico en Bolivia. Los consumidores, a pesar de la existencia de supermercados, compran mayoritariamente los alimentos frescos en las ferias y mercados. Estos puntos de venta se encuentran en todos los barrios y distritos de la ciudad, también en las zonas más periféricas. Los comerciantes e intermediarios que compran los productos de los productores en las zonas rurales ejercen un dominio en los mercados y resulta nada fácil para
los pequeños productores familiares abrirse nichos en este mundo de la comercialización. Para leer el texto completo 8) Sistema Participativo Eco-Feria

 

Tags: , , , ,

La via de la concertación – Almanaque del Futuro


Como parte de la iniciativa ALMANAQUE DEL FUTURO se han documentado nueve experiencias prácticas actuales. Hoy compartimos LA VIA DE LA CONCERTACIÓN

ALMANAQUE DEL FUTURO
EXPERIENCIAS MOTIVADORAS Y NUEVOS CAMINOS DESDE LO LOCAL

Jorge Krekeler(Jorge Krekeler – Asesor Temático MISEREOR)

ESPERAMOS QUE ESTA EXPERIENCIA, DE LAS NUEVE DOCUMENTADAS EN EL ALMANAQUE DEL FUTURO,  NOS ENSEÑE PRÁCTICAS INNOVADORAS SOBRE OTROS CAMINOS POSIBLES

Mujeres lideresas, surgidas desde organizaciones sociales barriales de El Agustino y otros distritos en el sector este de Lima comparten sus experiencias en su camino hacia el cambio de relaciones con las autoridades en torno al desarrollo local. Ponen en la palestra lo que han logrado: el tú a tú con la municipalidad. concertación

El trabajo que hacemos ya no es para nosotras; Lucy Mejía y Gloria Zevallos viven con sus familias en El Agustino, distrito municipal con aproximadamente doscientos mil habitantes, en el lado este de Lima, Perú, cumpliendo actualmente 50 años como distrito. Juntas con otras mujeres de El Agustino y otros distritos como Ate y Santa Anita se han formado en género y desarrollo comunitario con SEA (Servicios Educativos El Agustino), obra social jesuita que cuenta con apoyo de Misereor. Para leer el texto completo click 7) La Vía de la Concertación

 

Tags: , , , , ,

Almanaque del Futuro – Hilando con Dignidad


Retomamos la iniciativa llamada EL ALMANAQUE DEL FUTURO, que está estrechamente relacionada con los debates actuales sobre el concepto y las prácticas de “desarrollo”. Como parte de esta iniciativa se han documentado nueve experiencias prácticas actuales. Hoy compartimos la quinta de ellas HILANDO CON DIGNIDAD

ALMANAQUE DEL FUTURO
EXPERIENCIAS MOTIVADORAS Y NUEVOS CAMINOS DESDE LO LOCAL

Jorge Krekeler(Jorge Krekeler – Asesor Temático MISEREOR)

ESPERAMOS QUE ESTA EXPERIENCIA, DE LAS NUEVE DOCUMENTADAS EN EL ALMANAQUE DEL FUTURO,  NOS ENSEÑE PRÁCTICAS INNOVADORAS SOBRE CAMINOS PARA RECUPERAR LA DIGNIDAD EN EL TRABAJO COTIDIANO

En 1982 en Charalá, municipio sureño de Santander en Colombia un grupo de personas, algunas del mismo pueblo y otras de diferentes regiones, coincidieron en su interés por rescatar la cultura de la región e iniciaron la experiencia de un “museo”, buscando la recuperación y difusión del lienzo de la tierra. Charalá forma parte de la provincia Guanentina, cuna de la cultura indígena Guane, conocida históricamente por su producción artesanal de tejidos de algodón. La iniciativa partió de la firme convicción que con la recuperación de la artesanía se logre revivir la identidad ancestral con el fin de legar la identidad del territorio a sus próximas generaciones.

CorpolienzoEste rescate cultural incursionó posteriormente también en el tema económico, conformando una microempresa asociativa entre algunos pequeños productores quienes cultivan algodón de forma natural y sin químicos y mujeres hilanderas artesanales y tejedoras. De los 80 socios nueve de diez son mujeres. La microempresa, constituida como Corporación de Recuperación Comunera del Lienzo, pero más conocido como Corpolienzo abarca los rubros de: producción (materia prima, hilandería, tejido), organización, comercialización, administración y la parte financiera. ¿Y el encuentro con el Mercado? Para acceder al texto completo de click aquí 5) Hilando con Dignidad

 

 

Tags: , , , , , , ,

Almanaque del Futuro – Producir con el Bosque


La iniciativa llamada EL ALMANAQUE DEL FUTURO, está estrechamente relacionada con los debates actuales sobre el concepto y las prácticas de “desarrollo”. Como parte de esta iniciativa se han documentado nueve experiencias prácticas actuales. Hoy compartimos “Producir con el Bosque”

ALMANAQUE DEL FUTURO
EXPERIENCIAS MOTIVADORAS Y NUEVOS CAMINOS DESDE LO LOCAL

Jorge Krekeler(Jorge Krekeler – Asesor Temático MISEREOR)

ESPERAMOS QUE ESTA EXPERIENCIA, DE LAS NUEVE DOCUMENTADAS EN EL ALMANAQUE DEL FUTURO,  NOS ENSEÑE PRÁCTICAS INNOVADORAS SOBRE COMO PRODUCIR CON EL BOSQUE

El manejo de parcelas con sistemas agroforestales demanda convicción y un trabajo continuo de cuidado. La situación en la que viven actualmente productores pioneros de sistemas agroforestales amazónicos demuestra que viven bien, produciendo con el bosque y sin la necesidad de seguir chaqueando y quemando la vegetación. Pero estos casos, caracterizados por una visión clara de manejo sostenible y convivencia son aun la minoría ante las mayorías, con lógicas cortoplacistas.

Manuel Tananta vive con su esposa Matilde Muñoz y su familia en la comunidad 26 de octubre, en la zona periférica rural del municipio Riberalta, en plena Amazonia boliviana. Llegó hace 28 años a la zona y entre 8 familias fundaron la comunidad. Ahora viven más de 60 familias en el sector. A cada familia le corresponde un área de 50 hectáreas de bosque amazónico y hace un par de años, las familias recibieron títulos de propiedad sobre la tierra; por tratarse de títulos comunales, la tierra no puede ser vendida sino solo devuelta a la comunidad. De joven, Manuel trabajó en la recolección de la goma, una actividad extractivista importante en la Amazonía que luego fue reemplazada por la zafra… Para acceder al texto completo Producir con el bosque

 

Tags: , , , ,