RSS

Tag Archives: Conflicto Armado

Potencialidades para la paz de las organizaciones sociales (CINEP)


Hoy les compartimos el informe publicado por el Cento de Investigación y Educación Popular (CINEP), titulado Potencialidades para la paz de las organizaciones sociales y comunitarias en tres municipios afectados por el conflicto armado, cuyos coordinadores fueron Fernán González, Dorly Castañeda & Víctor Barrera, publicado en el año 2016.

Se trata de un “un estudio sobre el potencial y las limitaciones de las organizaciones comunitarias y sociales en tres municipios colombianos claves para el período posacuerdos (Tumaco, San Vicente del Caguán y La Macarena).”

En su nota introductoria los autores afirman: “Emprender el largo camino hacia la construcción de la paz con un enfoque territorial en Colombia requerirá enfrentar un número importante de desafíos. Uno de ellos será, sin duda, el fortalecimiento de las instituciones del Estado y la promoción de mecanismos de gobernabilidad local bajo una estructura nacional coherente y sobre la base de un involucramiento activo de las comunidades y organizaciones sociales, especialmente en aquellas regiones y municipios más fuertemente afectados por el conflicto armado. Construir una paz positiva desde las regiones requerirá no solo de la voluntad y el esfuerzo de todos los colombianos, sino también de la existencia de políticas públicas informadas que permitan el acompañamiento oportuno del gobierno central a los procesos locales (…) La información y el análisis del Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep), cuyos resultados presentamos en esta publicación, permitirán alimentar la toma de decisiones a nivel nacional y territorial, y darán a conocer las dinámicas del nivel local lo cual facilita la discusión para la puesta en marcha de espacios participativos.”

Para acceder al texto completo de click aquí CINEP – Potencialidades para la paz

 

Tags: , , ,

Image

SI A LOS ACUERDOS DE PAZ!!


afiche-3

Carta de los campesinos del macizo colombiano sobre los retos de construir paz en el campo

*Fernando Cortez  (Columnista invitado Integrante del Proceso Campesino y Popular del Municipio de la Vega)

León Gieco escribió: “solo le pido a Dios que la guerra no me sea indiferente”, y los tiempos presentes y venideros obligan a que la Paz tampoco lo sea, a que exista en el pueblo colombiano un compromiso más allá de la aprobación o rechazo de lo acordado en los diálogos de La Habana.

Tal compromiso los campesinos del Macizo Colombiano (campesino entendido no como el mero trabajador del campo, sino como quien guarda y tiene una relación directa y especial con la tierra y la naturaleza) lo tenemos y cumplimos a cabalidad día a día, pues todo acto político y social hecho desde y por nosotros -individual y colectivamente- es una apuesta a tiempos de paz, ya que sabemos que los retos no terminan ahí: en las urnas.

Debemos ser conscientes de que estamos frente a un momento decisivo en la historia del campesinado colombiano especialmente, pues la paz y la guerra inician o acaban en el mismo sitio donde germina la semilla o se marchita la flor.  

El panorama después del cese del fuego no es nada alentador: hasta el día 12 de septiembre ya iban 13 líderes campesinos asesinados, 12 de ellos habitantes del suroccidente colombiano. De igual modo, al acecho están los monstruos con sus garras en forma de retroexcavadoras, con sus fusiles a la espera, con los ojos alucinados viendo la inmensa montaña colombiana. Esto no solo demuestra la magnitud de los retos que se están asumiendo, también es la prueba de que por las manos de los campesinos, innegablemente, pasa la paz, que es necesario darnos la importancia que merecemos, brindarnos garantías que protejan nuestra vida y la de los nuestros, construir desde la tierra una paz estable y duradera, una que no lastime la dignidad ni la memoria por la que tanto luchamos.

Debe haber en los colombianos una propensión a la esperanza, a la querencia y a la convicción de que vendrán mejores tiempos, y el ánimo de caminar hacia una Colombia mejor, de lo contrario lo que se acuerde será un papel firmado que quedará en alguna gaveta como el recuerdo de que alguna vez estuvimos a punto de construir esa Paz Maciza que tanto reclama el futuro.

No nos debe enceguecer la promesa de un país en paz cual paraíso. No. No hay que bajar la guardia, persigamos la paz con pasos firmes. Preguntémonos ¿qué tipo de paz queremos? ¿La paz de quienes hicieron la guerra dando la espalda a la realidad de quienes siempre la reclamaron? ¿Qué lenguaje adoptamos? ¿El del que la promulga, pero a la vez en su lógica guarda la promesa de nuevos conflictos? ¿O la del campesino mutilado, la del negro expropiado, la del indígena maltratado, la del trabajador explotado? ¿Cuál es la voz que hemos de escuchar para enrutarnos a la paz definitiva, duradera y verdadera.

Porque, aunque se firme, poco es lo escrito. Aun hay niños mendigando en las calles, connacionales lejos de su tierra, familias sin techo y, lo más grave, colombianos viviendo en un país que no merecemos: un país en guerra.

Los campesinos del Macizo Colombiano exigimos no solo el final de las detonaciones de las balas, sino también el de los tacos de dinamita agrietando nuestras lomas. Exigimos el derecho a la vida y todo lo que ello implica: ser soberano desde nuestras cocinas, pasando por huertas, hasta nuestro futuro; poder beber agua limpia y tener poder sobre ella y su preservación; exigimos nuestro campo libre de actores armados; exigimos que nadie nos escriba el destino: esa tarea nos corresponde… exigimos no morir la muerte de vivir como extranjeros en una tierra que es nuestra; exigimos poder reproducir el milagro de la vida desde nuestras parcelas en paz.

Decimos sí a la paz, pero nos negamos a que se sigan feriando nuestros ríos, nuestras montañas como si la vida fuese algo que se reparte entre multinacionales hambrientas. Le decimos sí a la paz que libera, y nos comprometemos a seguir luchando por conseguirla.

Para que la semilla germine, para que los ríos corran, para que los pájaros canten y nuestros niños rían, para que la vida pueda ser fecunda decimos sí a la paz. Porque a nosotros la guerra nunca nos fue indiferente, la miramos a los ojos, dormimos con ella, recorrió nuestras trochas, jodió nuestros cultivos, quiso mutilar nuestra esperanza y no pudo, la combatimos con pala, azadón, machete, semilla y corazón.

Ya es tiempo de sembrar la paz en nuestros campos: la luna ya está buena, el caballo ya está ensillado, nos terciamos el machete, ya nos tomamos el tinto… cesó la horrible noche. Llegó el amanecer que tanto reclamábamos. Nos vamos a seguir trabajando por ella.

*Fernando Cortez  @Fernandocorttez

(Tomado de El Espectador, 30 septiembre, 2016)

 

 

Tags: , ,

Dime qué paz quieres y te diré que campo cosechas


Dime qué pazRecien salido del horno de las ideas, los análisis y debates (y cuyo lanzamiento fue hace apenas dos dias) le compartimos hoy el libro “DIME QUE PAZ QUIERES Y TE DIRE QUE CAMPO COSECHAS – Reflexiones sobre lo rural en los diálogos de la Habana”, ánalisis colectivo escrito y publicado por los miembros del Grupo de Investigación Conflicto, Región y Sociedades Rurales de la Facultad de Estudios Ambientales y Rurales de la U. Javeriana.

Parte de la Introducción afirma: “Es ya un lugar común calificar las conversaciones de paz entre el gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc-EP), iniciadas en La Habana en octubre de 2013, como el mayor avance alcanzado hacia la solución política en la historia del conflicto armado colombiano, así como resaltar hechos clave de este avance: de un lado, la metodología; y, de otro, la voluntad y el compromiso de las partes frente al proceso. Pese a sus limitaciones, los acuerdos hasta ahora alcanzados agregan peso específico a la solidez que se percibe en el desarrollo de estas negociaciones, diferenciándolas de los intentos anteriores.Cap. 1

Sin embargo, las percepciones y los sentimientos frente a estos acuerdos parecen debatirse entre la esperanza y un justificado escepticismo, pues si bien representan una posibilidad de apertura hacia soluciones a problemas de gran importancia para el país, encierran también incertidumbres, desafíos y riesgos que no solo las partes en negociación, sino la sociedad en su conjunto debemos enfrentar, en caso de llegar a la ratificación de estos acuerdos con la celebración de uno, de carácter definitivo, de terminación del conflicto armado.

Por ahora, es indispensable apropiarse y analizar dichos acuerdos, para contribuir en la tarea de generar condiciones sociales y de movilización para enfrentar los retos de su implementación. Una sociedad pasiva o indiferente es quizás el mayor riesgo que enfrenta esta posibilidad de cese de décadas de guerra y la apertura hacia la construcción de la paz con justicia social que las mayorías reclaman, más allá del silenciamiento de las armas. Será el conjunto articulado de esfuerzos de cada sector o expresión de la sociedad el que, desde sus acumulados y perspectivas, pueda abrir los surcos para cultivar esa paz largamente anhelada.

Cap. 5En esa dirección, comprendiendo la responsabilidad que desde la academia nos atañe como coadyuvantes de las transformaciones sociales, mediante la construcción democrática y la socialización del conocimiento desde una perspectiva crítica, el grupo de investigación Conflicto, Región y Sociedades Rurales presenta en este libro, Dime qué paz quieres y te diré qué campo cosechas. Reflexiones sobre lo rural en los diálogos de La Habana, un trabajo colectivo que se ocupa del análisis crítico de algunos aspectos de las negociaciones de paz y de algunos de los acuerdos a los que las partes han llegado, y que tienen relación directa con los asuntos rurales de los que el grupo se ocupa.”

La Tabla de Contenidos es la siguiente:

Introducción
Capítulo 1: Qué va del Programa agrario a la reforma rural integral (Graciela Uribe Ramón y María Johana Cadavid Mesa)

Capítulo 2: ¿Es el posacuerdo un escenario para la construcción de alternativas al desarrollo para Colombia? (Olga Lucía Castillo Ospina)

Capítulo 3: Las políticas públicas de desarrollo rural y los acuerdos de La Habana (Gabriel J. Tobón Quintero y Mauricio Herrera-Jaramillo)

Capítulo 4: Conflicto armado y disputas ecológicas en Colombia (Johana Herrera Arango, Nicolás Vargas Ramírez y Adriana Milena Beltrán Ruiz)

Capítulo 5: Ni pequeño productor, ni agricultor familiar, soy campesino (Mauricio Herrera-Jaramillo, Yenly Angélica Méndez Blanco, Gabriel J. Tobón Quintero)

Capítulo 6: El movimiento social agrario frente a los diálogos de La Habana (Natalia Espinosa Rincón y Juan Guillermo Ferro Medina)

Capítulo 7: Desde las víctimas y los territorios rurales: conflicto armado y diálogos en La Habana (Flor Edilma Osorio Pérez y Olga Elena Jaramillo Gómez)

Reflexiones finales y conclusiones
Reseña: Getulio Montaña Laguna
Siglas
Acerca de los autores
Bibliografía por capítulos

Para acceder al texto completo click aqui Dime Qué Paz Quieres y te Dire Qué Campo Cosechas

 

Tags: , , , , ,

¿De quién es la Naturaleza? – Grupo Etc.


En medio de las prácticas neoliberales sustentadas en lo que hoy se conoce como el neo-extractivismo, hoy les compartimos el libro “¿De quién es la Naturaleza? – El Poder Corporativo y la Frontera Final en la Mercantilización de la Vida” escritos que fueron elaborados por la organización canadiense, Grupo ETC. Sus propósitos incluyen trabajar sobre temas “socioeconómicos y ecológicos que rodean las nuevas tecnologías y que podrían tener impactos en los más pobres y más vulnerables del mundo. Investigamos la erosión ecológica (que incluye la erosión de las culturas y los derechos humanos); el desarrollo de nuevas tecnologías (especialmente las tecnologías agrícolas pero también nuevas tecnologías que trabajan con la genómica y la materia); y monitoreamos asuntos de gobernanza internacional que incluyen la concentración corporativa y el comercio relacionados con las tecnologías. Operamos a nivel de la política global. Trabajamos de cerca con organizaciones afines de la sociedad civil y movimientos sociales, especialmente en África, Asia y América Latina.

Su prefacio dice así: Problemas, fascinaciones y oportunidades

Hace treinta años la humanidad tenía un problema, la ciencia tenía una fascinación, y la industria tenía una ETC-logo_ESoportunidad. Nuestro problema era la injusticia. Las filas de hambrientos se ensanchaban mientras las filas de los agricultores menguaban. Mientras tanto, la ciencia estaba fascinada por la biotecnología –la idea de que podríamos manipular genéticamente los cultivos y el ganado (y la gente) con rasgos que podrían hacer que superáramos todos nuestros problemas. El agronegocio vio la oportunidad de extraer el enorme valor excedentario imbuido en toda la cadena alimentaria. El sistema alimentario enormemente descentralizado se llenó los bolsillos alardeando ser centralizado. Todo lo que la industria tuvo que hacer fue convencer a los gobiernos de que la revolución genética de la biotecnología podía poner fin al hambre sin hacer daño al ambiente. La biotecnología se presentó como una actividad con mucho riesgo para las pequeñas compañías y demasiado cara para los investigadores públicos. Para acercar esta tecnología al mundo, los obtentores públicos tendrían que dejar de competir con los obtentores privados, los reguladores tendrían que mirar para otro lado cuando las empresas de plaguicidas compraran compañías de semillas que, a su vez, compraron otras compañías de semillas. Los gobiernos tendrían que proteger las inversiones de las industrias ofreciendo patentes, primero sobre las plantas y luego sobre los genes. Las reglamentaciones de la seguridad en el consumo, duramente ganada en el transcurso de un siglo, tendrían que rendirse ante los alimentos y medicamentos modificados genéticamente.

De quien es la naturalezaLa industria obtuvo lo que quiso. De las miles de compañías de semillas e instituciones públicas de mejoramiento que existían treinta años atrás, solo diez compañías controlan ahora más de dos tercios de las ventas mundiales de semillas patentadas. De las docenas de compañías de plaguicidas que existían hace treinta años, diez controlan ahora casi el 90% de las ventas de agroquímicos en todo el mundo. De casi mil empresas biotecnológicas emergentes hace 15 años, diez tienen ahora los tres cuartos de los ingresos de la industria. Y seis de los líderes de las semillas son también seis de los líderes de los plaguicidas y la biotecnología. En los últimos treinta años, un puñado de compañías ganaron el control de una cuarta parte de la biomasa anual del planeta (cultivos, ganado, pesca, etc.) que fue integrada a la economía del mercado mundial.

Actualmente, la humanidad tiene un problema, la ciencia tiene una fascinación y la industria tiene una oportunidad. Nuestro problema es el hambre y la injusticia en un mundo de caos climático. La ciencia tiene fascinación con la convergencia a la nano escala –incluso la posibilidad de diseñar nuevas formas de vida desde el principio. La oportunidad de la industria radica en las tres cuartas partes de la biomasa del mundo que aunque se usa, permanece fuera de la economía del mercado mundial. Con la ayuda de nuevas tecnologías, la industria considera que cualquier producto químico fabricado a partir del carbono de combustibles fósiles puede hacerse a partir del carbono encontrado en las plantas. Las algas de los océanos, los árboles de la Amazonia y el pasto de las sabanas pueden ofrecer las materias primas (supuestamente) renovables para alimentar a la gente, hacer combustibles, fabricar aparatos y curar enfermedades a la vez de eludir el calentamiento global. Para que la industria haga realidad esta visión, los gobiernos deben aceptar que esta tecnología es demasiado cara. Convencer a los competidores de que corren demasiado riesgo, desmantelar las reglamentaciones deben aprobar patentes monopólicas.

Su tabla de contenidos incluye:

Problemas, fascinaciones y oportunidades: prefacio
¿De quién es la naturaleza?
Gráfica: La participación en el mercado mundial de las 10 primeras empresas por sector
El contexto
Tabla: Valor de las fusiones y adquisiciones mundiales
Parte 1:
Los insumos de la agricultura corporativa: semillas, agroquímicos, fertilizantes
La industria de la semilla
Las 10 principales compañías mundiales de semillas
Tabla: Mercado mundial de semillas comerciales
Tabla: La participación de las 10 principales compañías del mercado mundial de semillas patentadas
Tabla: El mercado mundial de semillas patentadas, 2007
La industria agroquímica
Las 10 principales compañías de plaguicidas del mundo
Tabla: El mercado mundial de agroquímicos, Ventas 2007
La industria de los fertilizantes
Principales compañías de fertilizantes del mundo
Tabla: Una mirada sobre la cadena alimenticia corporativa
Parte 2:
Los productos de las empresas del rubro alimenticio: fabricación de alimentos y bebidas;
venta al público de comestibles
La industria de fabricación de alimentos y bebidas
Las 10 principales empresas de alimentos y bebidas del mundo
La industria de venta al público de comestibles
Las 10 principales empresas mundiales de venta al público de comestibles
Tabla: Empresas mundiales de alimentos y bebidas: las primeras10 dominan el 35% de las ventas de alimentos
empaquetados de las 100 primeras
Tabla: Empresas mundiales de venta al público de comestibles y bebidas: las 10 primeras dominan el 40% de las ventas de comestibles de las primeras
100
Viñeta de Tom Toles
Parte 3:
La medicina y la salud en manos de las empresas: la gran industria farmacéutica, la biotecnología, la farmacéutica veterinaria, la bioinformática
Una mirada a las empresas de la medicina y la salud
La industria farmacéutica
Las 10 principales compañías farmacéuticas mundiales
Tabla: La participación en el mercado de las 10 principales empresas entre las 100 primeras
Viñeta de Paul Noth
La industria de la biotecnología
Las 10 principales empresas de biotecnología del mundo con acciones al público
Los 10 principales medicamentos biotecnológicos exitosos, 2007
La industria farmacéutica veterinaria
Las 10 principales empresas de la farmacéutica veterinaria
La industria de la bioinformación
Principales actores de la generación de datos de ADN
Principales actores de software, hardware, procesamiento, almacenamiento y análisis de datos de ADN
Parte 4:
Volver mercancía hasta la última brizna de hierba. Ingeniería genética extrema y la economía post petróleo del azucar
Biología sintética. Los jugadores y sus socios corporativos
Las tecnologías convergentes cristalizan el poder de las corporaciones
Principales compañías en la síntesis comercial de genes
Refinación de petróleo: las 10 más importantes
Industria química: las 10 principales
Compañías forestales, papeleras y de embalaje: las 10 principales
Compañías de procesamiento y comercio de oleaginosas, granos y azúcar: las 11 principales
Conclusión
La economía mundial: ¿quién detenta el poder?

Para acceder al texto completo De quién es la naturaleza

 

Tags: , , , , , , , ,

Informe Planeta Vivo – 2014


Hoy les ofrecemos el resumen en castellano del INFORME PLANETA VIVO (2014), publicado por la WWF.

Planeta Vivo 1

Uno de sus apartado dice:

ESPECIES Y ESPACIOS,
PERSONAS Y LUGARES
Nuestras sociedades y economías dependen de un planeta saludable. El desarrollo sostenible ha sido una prioridad en la agenda internacional durante más de un cuarto de siglo. Las personas hablan seriamente de las dimensiones ambientales, sociales y económicas del desarrollo. Sin embargo, seguimos aumentando el componente económico, a un costo muy alto para el componente ambiental. Nos estamos arriesgando a socavar las ganancias sociales y económicas al no apreciar nuestra dependencia fundamental en los sistemas ecológicos. La sostenibilidad social y económica sólo es posible en un planeta saludable.

Los ecosistemas sostienen las sociedades que crean las economías. Lo inverso no funciona. Aunque los seresPlaneta Vivo 2 humanos son un producto del mundo natural, nos hemos convertido en la fuerza más dominante que da forma a los sistemas ecológico y biofísico; al hacerlo, no sólo amenazamos nuestra salud, prosperidad y bienestar, sino nuestro futuro. El Informe Planeta Vivo® 2014 revela también los efectos de la presión que estamos ejerciendo sobre el planeta. Explora las implicaciones para la sociedad. Resalta la importancia de las elecciones que hagamos y los pasos que tomemos para garantizar que el planeta vivo pueda continuar soportándonos a todos, ahora y a las
generaciones venideras.

Para acceder al resumen completo de click Informe Planeta Vivo (2014) Resumen

(Imágenes tomadas de http://www.wwf.org.mx y de http://www.esturirafi.com)

 

Tags: , , , , , ,

Las “zidres” es como asociar los zorros con las gallinas – Alejandro Reyes


En esta ocasión nos remitimos al programa de TV (y blog) en el que Canal Capital, abordara el debate sobre las Zonas de Interés de Desarrollo Rural y Económico (ZIDRES):

‘Zidres’ para adjudicar baldíos a campesinos es como asociar los zorros con las gallinas, advierte Alejandro Reyes

 

Tags: , , , , ,

Efectos del TLC Colombia-EE.UU. sobre el agro – Los rostros y las cifras


“Efectos del TLC Colombia-EE.UU. sobre el agro – Los rostros y Las cifras” es la publicación más reciente de Aurelio Suarez & Fernando Barbieri (Abril, 2015) con el apoyo de Planeta Paz y Oxfam

Su tabla de contenido está compuesta por:   Portada

LOS ROSTROS

Presentación 3
1. La resistencia agrícola de los afrodescendientes en el norte del Cauca 11
2. “Lo que gasto es más de lo que gano” 21
3. Lázaro Salazar, 25 años conviviendo con las crisis del arroz 27
4. ¿Fenalce, se frustrará el gremio en el empeño de seguir produciendo comida? 35
5. “No somos competitivos frente al maíz de Estados Unidos” 45
6. Ramiro Camacho, los quebrantos casi insalvables de la ganadería de doble propósito 51
7. Amanda Cifuentes, desplazada por la economía agrícola 61
8. Elizabeth Alvarado, tras 500 pesos de ganancia por cada libra de pollo orgánico 69
9. Hernán Parra, como Sísifo, empezar una y otra vez en el agro 75
10. Querubín Rueda, desde la infancia, atado al agro 83

LAS CIFRAS

1. Introducción 7
2. Antecedentes 9
3. Indicadores de seguimiento de la economía campesina 13
4. Evolución del Acuerdo de Libre Comercio entre Colombia
y Estados Unidos durante los primeros dos años de vigencia 23
5. Estimación de indicadores de seguimiento de la economía campesina 35
Indicadores de seguimiento durante los dos primeros años de vigencia del Acuerdo en comparación con los tres años anteriores a la entrada
en vigor del mismo 36
Carne de cerdo 36
Carne de pollo 39
Leche 43
Lactosueros 46
Tomate 49
Cebolla 52
Zanahoria 55
Arvejas 57

Indicadores de seguimiento al segundo año de vigencia del Acuerdo en comparación con el primero 80
Carne de cerdo 80
Carne de pollo 82
Leche 84
Lactosueros 87
Tomate 90
Cebolla 92
Zanahoria 94
Arvejas 96
Fríjol 98
Trigo 101
Maíz amarillo 103
Maíz blanco 105
Arroz 108
Sorgo 110

6. Conclusiones 113
Glosario 116
BibliografÍa 117
Anexos 119

 

Tags: , , , , , , , , ,