RSS

Tag Archives: Desarrollo

Consecuencias de las políticas neoliberales en el agro argentino


El breve análisis que se hace en este video para el caso del agro en Argentina, bien puede aplicarse a todos los paises de América Latina

Video producido por la organización Educatina

 

Tags: , , , ,

México – Crisis del Modelo de Desarrollo


Y para continuar el debate ofrecemos un breve análisis del caso mexicano

 Carlos Ramírez Por: Carlos Ramírez

A pesar de reformas productivas desde 1979, la economía mexicana sigue padeciendo una falla de origen: el mismo modelo de desarrollo que depende de los ciclos externos y que tiene a México atrapado en tres puntos: la dinámica de siga-pare en el PIB, la dependencia de los choques externos y el límite de 2.5% de PIB para evitar presiones de sobrecalentamiento.
El presupuesto para 2017 basado en recortes de gasto afectará con severidad la economía, tendrá la expectativa de PIB de menos de 2% para este 2016 y menos de 1.5% para 2017 y configura un escenario de desarrollo afectado por la fragilidad de la política económica.
No se trata de un defecto actual de la economía sino de la acumulación de contenciones artificiales de algunas variables y de la posposición de reformas en la estructura productiva. La crisis económica de 1973-1985 se contuvo con un programa de control de las variables inflación-tipo de cambio, pero a costa de desalinear a otras: salarios, impuestos, utilidades, población, política social y gasto público.
El fondo de la crisis se localiza en el agotamiento del modelo de desarrollo basado en la estabilidad macroeconómica, hasta 1973 conocido como desarrollo estabilizador y, luego del breve lapso de desarrollo compartido, de nueva cuenta al desarrollo estabilizador 1982-2018. La clave de este modelo radica en el objetivo prioritario final del tipo de cambio estable a partir del control de la inflación por la vía del manejo artificial de la demanda, es decir, el control de los salarios y gasto público.
El largo periodo 1954-1970 logró tasas promedio de crecimiento económico anual de 6%, con tasas de inflación de 2%. El gasto se ajustaba a los ingresos y la baja corrupción generalizaba permitió una muy profunda política social. Echeverría rompió el modelo con el aumento del gasto público sin ajustar los ingresos fiscales y la inflación presionó la devaluación en 1976, acicateada por la desconfianza política. López Portillo repitió el modelo apoyado en los ingresos petroleros, pero al no impulsar la oferta de bienes y servicios el dinero petrolero se lo comió la inflación. 
El ciclo neoliberal de De la Madrid a Peña Nieto volvió a meter a control la inflación por el lado de la demanda y liberó los controles productivos para aumentar la oferta, pero la respuesta fue menor porque la planta industrial estaba incapacitada para aumentar la producción. Por eso abrió la frontera a la libre importación y firmó el tratado de comercio libre, y el aumento en la oferta disminuyó la inflación y volvió a someterse a control el tipo de cambio.
El problema, sin embargo, fue que el modelo neoliberal aumentó la pobreza, redujo la cobertura de la política social y el control salarial no impulsó la producción. Y el país entró en el ciclo siga-pare-siga: el PIB aumenta hasta que presiona la inflación y entonces se induce la desaceleración para controlar la inflación y luego otra vez a crecer. 
La presión inflacionaria, la especulación con divisas y la desconfianza en el gobierno han sobrecalentado la economía y hay que enfriarla con desaceleración y recortes. Y así seguiremos con ciclos cortos de estabilidad-inestabilidad, mientras no se tome la decisión de replantear la totalidad de la política de desarrollo y la política económica neoliberal. En este escenario, el destino de México será crecer entre 1%-2.5% cuando se necesita regresar al 6%.
Tomado de https://www.debate.com.mx/opinion/Crisis-de-modelo-de-desarrollo-20161015-0150.html
 

Tags: , , ,

¿Es Nueva Zelanda un modelo de desarrollo para Uruguay?


¿Es Nueva Zelanda un modelo de desarrollo para Uruguay?

17.Oct.2016

En esta nota argumentaré que lo fue en el pasado, pero debería dejar de serlo, afirma Jorge E. Álvarez, Doctor en Historia Económica. Profesor Adjunto de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República. Programa de Historia Económica y Social, Unidad Multidisciplinaria.

¿Por qué Nueva Zelanda fue un modelo para Uruguay? Porque a pesar de sus similitudes, como el tamaño de la población, la especialización primario-exportadora y la superficie territorial destinada a la producción agraria, Nueva Zelanda logró en el largo plazo mejores resultados que Uruguay en dimensiones relevantes para el desarrollo. A modo de ejemplo: un sistema agrario de pequeñas y medianas propiedades con altísimos niveles de productividad; un desarrollo regional más equilibrado que se expresa en una mejor distribución territorial de la población; un sistema educativo con más altos niveles de cobertura en los tres niveles de formación; una sociedad más equitativa en la distribución de los ingresos que alcanzó más altos niveles de bienestar para su población. Buscando comprender (y adaptar) la clave del éxito neozelandés, los uruguayos hemos mirado desde hace más de medio siglo ese ejemplo con la ilusión de superar los obstáculos que nos han hecho vivir por debajo de lo que consideramos nuestro propio potencial como país.

¿Por qué Nueva Zelanda no debería ser más un modelo para Uruguay? Porque los propios neozelandeses ven con preocupación cómo son cada vez más pobres, menos productivos y menos competitivos en la economía mundial. La principal paradoja de la economía neozelandesa muestra que, a pesar de estar ubicada en los primeros lugares del ranking mundial en variables consideradas relevantes para el desarrollo como la calidad democrática, el respeto a los derechos de propiedad, los bajísimos niveles de corrupción, de carga impositiva y gasto público como porcentaje del PBI, el país no ha logrado detener su caída en el ranking mundial de ingresos por habitante (Callaghan, 2009; Easton, 1997). Este proceso de rezago relativo es un rasgo que Nueva Zelanda comparte con Uruguay.

Si se consideran los niveles de PBI per cápita que reportan las estadísticas históricas (Bértola et al, 1998; Briggs, 2007; Maddison-Project, 2013) Nueva Zelanda y Uruguay integraron, a inicios del siglo XX, el grupo de los países más ricos del mundo. Esta posición se debió a que las dos economías tienen excelentes condiciones naturales para la producción agraria y se especializaron en la producción y exportación de un rango limitado de productos ganaderos (carnes, lanas, cueros, lácteos) que gozaron de posiciones de privilegio en los mercados de las economías desarrolladas de Europa. Sin embargo, en la segunda mitad del siglo XX, ambos países cayeron marcadamente en el ranking mundial de ingresos por habitante. Este declive ha sido interpretado como el resultado de las dificultades para adaptarse a los cambios que experimentó la economía mundial desde la segunda posguerra, en particular la pérdida de dinamismos de la demanda a escala global de los bienes que exportan ambos países. Un análisis a largo plazo pone en evidencia que, más allá del alza de los precios y el empuje de la demanda internacional de bienes intensivos en recursos naturales que tuvo lugar en la última década, la pérdida secular de dinamismo de la demanda internacional de bienes primarios fue erosionando las bases de la competitividad histórica de ambos países, sustentada básicamente en la productividad de la tierra. La expresión de este rezago relativo es que ambos países se especializaron en actividades con bajos niveles salariales y bajos niveles de productividad, mostrando serias dificultades para diversificar la economía (Skilling, 2009; Bértola et al, 2014). En última instancia, la brecha creciente de los niveles de ingresos por habitante de Nueva Zelanda y Uruguay con relación a los países desarrollados ha sido definida como una brecha de conocimiento, de tecnología (Hendy and Callaghan, 2013; Bértola et al, 2014).

¿Qué modelo para ambos países? En la actualidad los neozelandeses debaten su modelo de desarrollo asumiendo que deben cambiar el patrón de especialización agraria, quebrar la dependencia del sector primario y expandir la base exportadora aumentando la participación de sectores y bienes basados más en conocimiento que en recursos naturales (Hendy and Callaghan, 2013). El debate enfrenta visiones e intereses, pero se realiza sin olvidar que en aquel país, como en el nuestro, el sector primario sigue teniendo ventajas para desarrollar conocimiento y agregar valor en áreas clave como la biotecnología, la electrónica y las propias tecnologías de la información y las comunicaciones (Oram, 2009) ¿Acaso no es hora de encarar este debate en Uruguay, lejos de posturas fundamentalistas, asumiendo que de esto depende el éxito de nuestro futuro desarrollo?

Referencias

Bértola, L., Calicchio, L., Camou, M. M., & Rivero, L. (1998). El PBI uruguayo 1870-1936 y otras estimaciones: Facultad de Ciencias Sociales, Programa de Historia Económica y Social.
Bértola, L., Isabella, F., & Saavedra, C. (2014). El ciclo económico del Uruguay, 1998-2012. In P. d. H. E. y. Social (Ed.), Documento de Trabajo (pp. 129). Montevideo, Uruguay: PHES.
Briggs, P. (2007). Looking at the numbers. A view of New Zealand economic history. New Zealand. New Zealand: NZIER.
Callaghan, P. (2009). Wool to Weta. Transforming New Zealand’s culture and economy. Auckland, New Zealand: Auckland University Press.
Easton, B. (1997). In stormy seas : the post-war New Zealand economy. Dunedin, New Zealand: University of Otago Press.
Hendy, S., & Callaghan, P. (2013). Get off the Grass: Kickstarting New Zealand’s Innovation Economy. Auckland, New Zealand: Auckland University Press.
Maddison-Project. (2013). The Maddison Project Database. http://www.ggdc.net/maddison/maddison-project/home.htm
Oram, R. (2009). New Zealand’s Prosperity. In P. Callaghan (Ed.), Wool to Weta. Transforming New Zealand’s culture & economy (pp. 130-137). Auckland, New Zealand: Auckland Univesity Press.
Skilling, D. (2009). New Zealand’s Prosperity. In P. Callaghan (Ed.), Wool to Weta. Transforming New Zealand’s culture & economy (pp. 120-130). New Zealand: Auckland University Press.

Fuente: http://columnistas.montevideo.com.uy/uc_302394_1.html

Última imágen tomada de http://www.quedesarrollo.uy

 

 

Tags: , , ,

¿De quién es la Naturaleza? – Grupo Etc.


En medio de las prácticas neoliberales sustentadas en lo que hoy se conoce como el neo-extractivismo, hoy les compartimos el libro “¿De quién es la Naturaleza? – El Poder Corporativo y la Frontera Final en la Mercantilización de la Vida” escritos que fueron elaborados por la organización canadiense, Grupo ETC. Sus propósitos incluyen trabajar sobre temas “socioeconómicos y ecológicos que rodean las nuevas tecnologías y que podrían tener impactos en los más pobres y más vulnerables del mundo. Investigamos la erosión ecológica (que incluye la erosión de las culturas y los derechos humanos); el desarrollo de nuevas tecnologías (especialmente las tecnologías agrícolas pero también nuevas tecnologías que trabajan con la genómica y la materia); y monitoreamos asuntos de gobernanza internacional que incluyen la concentración corporativa y el comercio relacionados con las tecnologías. Operamos a nivel de la política global. Trabajamos de cerca con organizaciones afines de la sociedad civil y movimientos sociales, especialmente en África, Asia y América Latina.

Su prefacio dice así: Problemas, fascinaciones y oportunidades

Hace treinta años la humanidad tenía un problema, la ciencia tenía una fascinación, y la industria tenía una ETC-logo_ESoportunidad. Nuestro problema era la injusticia. Las filas de hambrientos se ensanchaban mientras las filas de los agricultores menguaban. Mientras tanto, la ciencia estaba fascinada por la biotecnología –la idea de que podríamos manipular genéticamente los cultivos y el ganado (y la gente) con rasgos que podrían hacer que superáramos todos nuestros problemas. El agronegocio vio la oportunidad de extraer el enorme valor excedentario imbuido en toda la cadena alimentaria. El sistema alimentario enormemente descentralizado se llenó los bolsillos alardeando ser centralizado. Todo lo que la industria tuvo que hacer fue convencer a los gobiernos de que la revolución genética de la biotecnología podía poner fin al hambre sin hacer daño al ambiente. La biotecnología se presentó como una actividad con mucho riesgo para las pequeñas compañías y demasiado cara para los investigadores públicos. Para acercar esta tecnología al mundo, los obtentores públicos tendrían que dejar de competir con los obtentores privados, los reguladores tendrían que mirar para otro lado cuando las empresas de plaguicidas compraran compañías de semillas que, a su vez, compraron otras compañías de semillas. Los gobiernos tendrían que proteger las inversiones de las industrias ofreciendo patentes, primero sobre las plantas y luego sobre los genes. Las reglamentaciones de la seguridad en el consumo, duramente ganada en el transcurso de un siglo, tendrían que rendirse ante los alimentos y medicamentos modificados genéticamente.

De quien es la naturalezaLa industria obtuvo lo que quiso. De las miles de compañías de semillas e instituciones públicas de mejoramiento que existían treinta años atrás, solo diez compañías controlan ahora más de dos tercios de las ventas mundiales de semillas patentadas. De las docenas de compañías de plaguicidas que existían hace treinta años, diez controlan ahora casi el 90% de las ventas de agroquímicos en todo el mundo. De casi mil empresas biotecnológicas emergentes hace 15 años, diez tienen ahora los tres cuartos de los ingresos de la industria. Y seis de los líderes de las semillas son también seis de los líderes de los plaguicidas y la biotecnología. En los últimos treinta años, un puñado de compañías ganaron el control de una cuarta parte de la biomasa anual del planeta (cultivos, ganado, pesca, etc.) que fue integrada a la economía del mercado mundial.

Actualmente, la humanidad tiene un problema, la ciencia tiene una fascinación y la industria tiene una oportunidad. Nuestro problema es el hambre y la injusticia en un mundo de caos climático. La ciencia tiene fascinación con la convergencia a la nano escala –incluso la posibilidad de diseñar nuevas formas de vida desde el principio. La oportunidad de la industria radica en las tres cuartas partes de la biomasa del mundo que aunque se usa, permanece fuera de la economía del mercado mundial. Con la ayuda de nuevas tecnologías, la industria considera que cualquier producto químico fabricado a partir del carbono de combustibles fósiles puede hacerse a partir del carbono encontrado en las plantas. Las algas de los océanos, los árboles de la Amazonia y el pasto de las sabanas pueden ofrecer las materias primas (supuestamente) renovables para alimentar a la gente, hacer combustibles, fabricar aparatos y curar enfermedades a la vez de eludir el calentamiento global. Para que la industria haga realidad esta visión, los gobiernos deben aceptar que esta tecnología es demasiado cara. Convencer a los competidores de que corren demasiado riesgo, desmantelar las reglamentaciones deben aprobar patentes monopólicas.

Su tabla de contenidos incluye:

Problemas, fascinaciones y oportunidades: prefacio
¿De quién es la naturaleza?
Gráfica: La participación en el mercado mundial de las 10 primeras empresas por sector
El contexto
Tabla: Valor de las fusiones y adquisiciones mundiales
Parte 1:
Los insumos de la agricultura corporativa: semillas, agroquímicos, fertilizantes
La industria de la semilla
Las 10 principales compañías mundiales de semillas
Tabla: Mercado mundial de semillas comerciales
Tabla: La participación de las 10 principales compañías del mercado mundial de semillas patentadas
Tabla: El mercado mundial de semillas patentadas, 2007
La industria agroquímica
Las 10 principales compañías de plaguicidas del mundo
Tabla: El mercado mundial de agroquímicos, Ventas 2007
La industria de los fertilizantes
Principales compañías de fertilizantes del mundo
Tabla: Una mirada sobre la cadena alimenticia corporativa
Parte 2:
Los productos de las empresas del rubro alimenticio: fabricación de alimentos y bebidas;
venta al público de comestibles
La industria de fabricación de alimentos y bebidas
Las 10 principales empresas de alimentos y bebidas del mundo
La industria de venta al público de comestibles
Las 10 principales empresas mundiales de venta al público de comestibles
Tabla: Empresas mundiales de alimentos y bebidas: las primeras10 dominan el 35% de las ventas de alimentos
empaquetados de las 100 primeras
Tabla: Empresas mundiales de venta al público de comestibles y bebidas: las 10 primeras dominan el 40% de las ventas de comestibles de las primeras
100
Viñeta de Tom Toles
Parte 3:
La medicina y la salud en manos de las empresas: la gran industria farmacéutica, la biotecnología, la farmacéutica veterinaria, la bioinformática
Una mirada a las empresas de la medicina y la salud
La industria farmacéutica
Las 10 principales compañías farmacéuticas mundiales
Tabla: La participación en el mercado de las 10 principales empresas entre las 100 primeras
Viñeta de Paul Noth
La industria de la biotecnología
Las 10 principales empresas de biotecnología del mundo con acciones al público
Los 10 principales medicamentos biotecnológicos exitosos, 2007
La industria farmacéutica veterinaria
Las 10 principales empresas de la farmacéutica veterinaria
La industria de la bioinformación
Principales actores de la generación de datos de ADN
Principales actores de software, hardware, procesamiento, almacenamiento y análisis de datos de ADN
Parte 4:
Volver mercancía hasta la última brizna de hierba. Ingeniería genética extrema y la economía post petróleo del azucar
Biología sintética. Los jugadores y sus socios corporativos
Las tecnologías convergentes cristalizan el poder de las corporaciones
Principales compañías en la síntesis comercial de genes
Refinación de petróleo: las 10 más importantes
Industria química: las 10 principales
Compañías forestales, papeleras y de embalaje: las 10 principales
Compañías de procesamiento y comercio de oleaginosas, granos y azúcar: las 11 principales
Conclusión
La economía mundial: ¿quién detenta el poder?

Para acceder al texto completo De quién es la naturaleza

 

Tags: , , , , , , , ,

América Latina: Riqueza Privada, Pobreza Pública


Mientras continuamos con las cinco experiencias motivadoras restantes del “Almanaque del Futuro”, hoy les ofrecemos la copia completa del libro América Latina: Riqueza Privada, Pobreza Pública trabajo recopilado por CIDSE en alianza con ALAINET (América Latina en Movimiento) quien también identifica y analiza acciones de resistencia contra la alarmante expoliación de los elementos que nos ofrece la naturaleza.

CIDSE es una red de 16 organizaciones de desarrollo Católicas de Europa y América del Norte, que obran Riqueza Privadapor la justicia social y por los pobres.

En la presentación de esta publicación se afirma: “En un mundo altamente dependiente de los recursos minerales y de otras materias primas, el crecimiento de la demanda de dichos recursos en los últimos años ha acelerado el desarrollo de la industria extractiva.

La voraz competencia por recursos naturales limitados continúa representando una amenaza real para la seguridad humana, mientras aquellos países rebosantes de riquezas naturales siguen, paradójicamente, albergando la mayor pobreza.

Las transnacionales involucradas en actividades extractivas, llegan frecuentemente con innumerables ofrecimientos para mejorar el estándar de vida de las poblaciones: prometen construir escuelas, hospitales, carreteras, ofrecen empleo. Desgraciadamente, las poblaciones locales descubren, con demasiada frecuencia, que no todo lo que brilla es oro. En lugar de beneficiarse de sus recursos naturales, las comunidades locales experimentan cada vez más pobreza, pérdida de medios de vida, violentos conflictos, violaciones de derechos humanos, degradaciones medioambientales y corrupción.

Desde hace varios años, CIDSE mira con preocupación cómo empeoran las condiciones de vida de los más pobres en América Latina, en aquellas regiones donde se multiplican, precisamente, proyectos de la industria extractiva. CIDSE parte del principio de que los recursos naturales de un país pertenecen a sus CIDSEciudadanos y deben utilizarse en beneficio de aquellos, contando con su consentimiento previo, libre e informado. Por ende, tanto en América Latina, como en África y Asia, CIDSE apoya los esfuerzos de sus organizaciones copartes para atenuar los impactos negativos de la progresión de la industria extractiva, y proponer e implementar alternativas.

Así pues, CIDSE ha facilitado el intercambio, entre organizaciones de América Latina (Guatemala, Honduras, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia), de estrategias exitosas en su trabajo de incidencia para enfrentar el impacto de la progresión de la industria extractiva.” Para acceder a la publicación completa América Latina. Riqueza privada pobreza pública

 

 

Tags: , , , , ,

Almanaque del Futuro – Presentación


Iniciamos las actividades de este año ofreciendo a nuestros lectores la iniciativa llamada EL ALMANAQUE DEL FUTURO, estrechamente relacionada con los debates actuales sobre el concepto y las prácticas de “desarrollo”. Como parte del ALMANAQUE DEL FUTURO, se han documentado nueves prácticas actuales que compartiremos a partir del próximo miércoles.

ALMANAQUE DEL FUTURO
EXPERIENCIAS MOTIVADORAS Y NUEVOS CAMINOS DESDE LO LOCAL

Jorge Krekeler(Jorge Krekeler – Asesor Temático MISEREOR)

“Estamos en un momento crítico de la Tierra en el cual la humanidad debe escoger su futuro Y la elección es ésta: o se promueve una alianza global para cuidar a los otros y la Tierra o arriesgamos nuestra destrucción y la devastación de la diversidad de la vida.” (Leonardo Boff)

 

Foto ganadora                              (Fotografía ganadora concurso “Ponle rostro al cambio climático” GTCCJ 2013 © Diego Zambrana)

IDEA INICIAL
Las crisis permanentes en el planeta han entrado en un contraste amenazante con las consecuencias del modelo de desarrollo: el cambio del clima con los frecuentes acontecimientos climáticos extremos, el incremento de las desigualdades económicas y sociales, la degradación del medio ambiente, el extractivismo y la lógica acumulativa en nombre del desarrollo, entendido como crecimiento perpetuo, para mencionar algunas. Se trata de un desarrollo para pocos a costo de la pauperización de cada vez más personas y del planeta tierra.

Los debates sobre alternativas al modelo de desarrollo vigente se encuentran en pleno auge. Conceptos del Buen Vivir/ Vivir Bien/Sumak Kawsay, Decrecimiento, Postextractivismo, Biocivilización y Zeitgeist son solo unos, quizás los más mencionados en las discusiones. Se trata de reflexiones y de planteamientos que, aun cuando no de forma acabada, muestran nuevos horizontes, lógicas y caminos alternativos. Son insumos muy valiosos para el debate y la búsqueda de una lógica de desarrollo lógicas diferentes de bienestar, basadas en el bien común, la inclusión y la sostenibilidad.

Pero parece inimaginable, aun ante el panorama cada vez más desolador que nos rodea y con pronósticos muy críticos, lograr un cambio de rumbo. Prevalece escepticismo y zozobra ante alternativas. Muchos, unos por conveniencia y otros por incertidumbre insisten de seguir en lo mismo. Quizás es erróneo esperar que un cambio paradigmático en torno al desarrollo se dé en las altas esferas políticas y económicas de la gobernanza mundial. La historia así lo demuestra. Cambios profundos han tenido su inicio muchas veces en lo pequeño y en la práctica cotidiana de personas y grupos para penetrar finalmente en las decisiones a nivel global como por ejemplo relacionarse económicamente con su medioambiente, la igualdad de género, aun cuando con saldos deficitarios, o la creciente tolerancia ante la diversidad sexual, religiosa, cultural, entre otros.

MisereorMuchas iniciativas diversas y distintas pueden influir al patrón económico y cultural común. Se trata de una deconstrucción de los matices y lógicas convencionales y a partir de allí acercarse y relacionarse desde identidades auténticas y desde horizontes territoriales más locales. Ante una coyuntura, compleja y preocupante, con un futuro incierto de la humanidad, el riesgo que las personas se sienten impotentes, que no haya puntos de referencia y de orientación en lo cotidiano que evidencien la viabilidad de alternativas concretas de vida, sea en lo económico – productivo, en cuanto a la movilidad humana, en cuanto al consumo responsable, es enorme. Es en este contexto donde surge la idea de identificar, recolectar y documentar experiencias motivadoras locales que demuestran que otras formas de progreso y bienestar colectivos son posibles. Se trata de alternativas, construidas desde la iniciativa de personas y pequeños colectivos, quienes no cuentan necesariamente con recursos externos.

El ALMANAQUE DEL FUTURO, como medio de comunicación motivador no es una idea nuevo ya que hay movimientos y redes p. ej. en Europa (Transition Towns – algo como comunas o ciudades en transición o Futurzwei – Stiftung Zukunftsfähigkeit – Futuro 2 – Fundación Sustentabilidad del Futuro) quienes, con mucho éxito ya utilizan este instrumento. A partir de sondeos espontáneos en diferentes contextos en la región andina de América Latina, con el resultado de encontrar una riqueza de experiencias alternativas esperanzadoras nació la apuesta de trabajar un almanaque del futuro para contribuir a la siembra de esperanza y motivación para tomar el desarrollo en sus
propias manos.

PROPUESTA
La idea guía del almanaque del futuro se centra en generar visibilidad y facilitar información básica en torno a experiencias de desarrollo a nivel local que muestren caminos alternativos al desarrollo convencional y a las lógicas predeterminadas. Con mucha frecuencia son desconocidos los ejemplos para un desarrollo local distinto, construidos y posibilitados desde la iniciativa y la recursividad de mujeres y hombres, sea de forma individual o colectiva. Por lo general estos procesos de construcción social no cuentan sino con los recursos disponibles a nivel local. Con esto se hacen replicables con solo despertar la motivación de otros. El almanaque busca cerrar una brecha entre la existencia de estas experiencias y la limitada accesibilidad de información motivadora acerca de ellas. En vez de realizar documentaciones exhaustivas cuya lectura suele ser tediosa, se opta por narraciones cortas y situacionales que expliquen brevemente la experiencia, complementadas por algunas reflexiones en torno al “valor agregado o mensajes al futuro” de las mismas e incluso las dificultades que han encontrado y cómo las han enfrentado, como aportes a nuevas modos de bienestar incluyentes, sostenibles, y amigables, priorizando el bien común. Para acceder a la propuesta completa click Presentación Almanaque del Futuro

 

Tags: , , , ,

El mundo según Manuel Castells – Radiotelevisión española


Radiotelevisión Española (rtve.es), a través del programa “Pienso, luego Existo”, dedicó su emisión  del 16 de junio, 2013 a la figura de Manuel Castells. En casi 30 minutos el sociólogo español compartió, en el tono ameno que lo caracteriza, acerca de sus primeros años de estudiante en Francia, la vertiente empírica de sus investigaciones, así como su visión de la sociedad red en la que vivimos.

Esperamos que lo disfruten!!

 

 

 

Tags: , , ,

La Economía Solidaria apunta al Post-Crecimiento – D. Embshoff y L. Kucharczak


Hoy les ofrecemos las cuarta entrega la Agenda Post-Crecimiento en Construcción

LA ECONOMIA SOLIDARIA APUNTA AL POST-CRECIMIENTO
La creciente solidaridad como base para una economía
(Autores son Dagmar Embshoff, co-fundadora del Foro Economía Solidaria y de la Red Agricultura Solidaria, y Lioba Kucharczak, integrante de la mesa directiva de Foro Economía Solidaria)

(Cuatro de Siete)

AGENDA POST CRECIMIENTO EN CONSTRUCCIÓN
Desarrollo sostenible y equitativo sin la presión del crecimiento
(Dossier de Pan para el Mundo y MISEREOR, en cooperación con la revista WELT-SICHTEN, Dossier 3 – 2015, http://www.welt-sichten.org)
(Traducido por Jorge Krekeler, Moisés Bellota y Yazmin Madeleine Tolosa G.)

El “Earth Overshoot Day” definido desde los límites ecológicos, es el día a partir del cual estamos viviendo más allá de nuestras posibilidades, tal momento tomó lugar el año 2014 adelantándose a lo previsto. Esto pone en claro que estamos consumiendo más recursos de lo que nos corresponde en unidad de tiempo (año) y en escala territorial (planeta tierra). Esto trae una serie de consecuencias nocivas, generadas por las formas de explotación de los recursos, su procesamiento, distribución, uso y evacuación, en otras palabras generadas por la lógica de nuestra economía. (Para las autores) la economía solidaria comienza aquí.

En los años ochenta, Luís Razeto / Chile describió por primera vez la dicotomía entre “economía” y “solidaridad”, hablaba del reto de hacer una economía viable para el futuro basada en el principio de la cooperación a lo largo de la cadena de producción. La solidaridad aparece en forma de auto-organización, cooperación voluntaria y ayuda mutua: partiendo de la comunidad privada, pasando por la colectividad local, alcanzando el nivel global; toma en cuenta las próximas generaciones y con esto, la conservación de la naturaleza. El propósito de la “economía” se limita a la satisfacción de las necesidades humanas. Esto coincide con los textos básicos de la academia pero la práctica es distinta. Se trata de significado en vez de ganancia, y de cooperación en vez de competencia. Si con el fin de amentar ganancias generamos “necesidades” artificiales mediante mercadeo, asumimos una conducta ¡Anti-económica!

Economía Solidaria Internacional
economia solidariaDesde América Latina y a partir del presente siglo la economía solidaria esta extendiéndose globalmente. Para que esto suceda ha sido de mucha ayuda los Foros Sociales Mundiales y la Red Intercontinental para la Promoción de la Economía Social y Solidaria (RIPESS); Naciones Unidas se percató también de las potencialidades de economías alternativas, conformando una comisión de trabajo (Task Force on Social and Solidarity Economy – TFSSE), involucrando a 14 organizaciones de Naciones Unidas. La organización UNRISD, perteneciente a las Naciones Unidas describe la economía social y solidaria como entidades y empresas con fines expresamente sociales y ecológicos, relaciones caracterizadas por la cooperación y asociatividad de forma gremial y con las comunidades locales, auto-organización democrática y con valores inspirados por la solidaridad y el “Buen Vivir”. Los propósitos de la TFSSE son, entre otros la creación de condiciones propicias para establecer la economía solidaria. Un apoyo para encaminar la implementación de la economía solidaria abriría muchas posibilidades. Sería también de mucha ayuda eliminar las subvenciones a las economías no solidarias.

En el contexto global han surgido varias iniciativas y movimientos de economías alternativas (commons, economía del bienestar, transition towns, comercio justo, peer2peer, economía de intercambio) que tienen partes en común con la economía solidaria; entre ellas se encuentra también el movimiento del post-crecimiento. Todos estos enfoques encuentran una creciente aceptación y ofrecen una serie de experiencias que hacen vislumbrar una nueva cultura de cooperación.

Economía Solidaria y Post-Crecimiento
Las diferentes corrientes permiten una diferenciación a partir de su génesis y desde sus perspectivas, también en los casos de la economía solidaria y el post-crecimiento:

  • Mientras que la economía solidaria ha surgido en el Sur global, el post-crecimiento nació más bien en el Norte global (Club of Rome:”Los límites del crecimiento”).

  • Mientras que la economía solidaria apuntó, originalmente, ante todo a la reducción de la pobreza, el tema del post-crecimiento se focalizó en la creciente depredación medioambiental, relacionada con el cambio climático y la destrucción de los recursos.

    Mientras que la economía solidaria enfatiza mediante el término “solidaridad” la calidad de la economía y de la vida, el término “post-crecimiento” resalta más a las necesidades cuantitativas (p. ej. reducción de CO2) y las tareas de una economía distinta

La economía solidaria contempla particularmente el nivel de proyectos, empresas y sus consorcios. Una parte del movimiento post-crecimiento trabaja en torno a nuevos indicadores de bienestar de la sociedad y en el análisis de estilos de vida viables para el futuro.

Pero estas comparaciones son solo útiles para evidenciar las fortalezas de cada quién. Economía solidaria, post-crecimiento y otros enfoques experimentan actualmente una confluencia y comparten la tarea de diseñar un “sistema ecológico-económico”. Nuestra mayor fortaleza es la capacidad de “pensar y actuar cooperativamente”. La economía solidaria pretende construir experiencias alternativas, consolidarlas y replicarlas. Regiones para experiencias piloto son justamente aquellas las que por falta de poder adquisitivo han sido descartadas por la economía convencional. Allí están dadas las condiciones para que una economía alternativa pueda combatir pobreza, generar o vitalizar tejido social y contrarrestar la depredación medioambiental con poco capital, moneda regional o hasta sin moneda. El punto de arranque son aquellas personas con necesidades básicas insatisfechas en busca de emancipación, inclusión y auto-realización. En un sentido ilustrativo, la economía solidaria es quizás la economía del futuro del Sur global y el post-crecimiento la del Norte global. Pero la creciente brecha entre pobres y ricos atraviesa también al Norte global. Y las consecuencias nocivas de nuestra economía se evidencian también en los países industrializados, aparentemente ricos, por ejemplo en el aumento de enfermedades de civilización (cuadros depresivos, burnouts). La imagen indiferenciada del norte rico y del sur pobre queda descartada.is this the future

Del individuo hacia al sistema

¡La política para el desarrollo solidario y la superación del crecimiento es tarea de todas y todos! Cada una y cada uno, de forma individual, en conjunto y de forma sistemática, tiene con qué aportar a una economía transformadora. De forma individual significa: consumir de forma diferente; sin consumo solidario no habrá producción solidaria. El margen de maniobra es más amplio que tomar ocasionalmente un café del comercio justo con una lágrima de leche como calmante de la conciencia. El abanico de alternativas va desde la cuenta de ahorro pasando por consumo, suministro y fuente de energía, hasta la cooperativa de textiles eco-amigables y el colectivo local de artesanos. Y siempre está presente la alternativa de no comprar o no consumir: podemos compartir y cambiar, reciclar y reutilizar, pasar, auto-producir o coproducir o disfrutar la vida en vez de consumirla. Quién sale de la espiral del consumo, necesita menos dinero, o sea menos generación de ingreso por concepto de trabajo y obtiene tiempo y libertad.

En conjunto se pueden organizar iniciativas más solidarias. Existe una variedad enorme de proyectos: huertas comunitarias, talleres e iniciativas de vivienda, agricultura solidaria, cooperativas de alimentos, emprendimientos asociativos, carro compartido (carsharing), círculos de trueque y plataformas de vecinos; hay la oportunidad de participar y de empezar con alguna iniciativa en el barrio o la comunidad. De esta forma los productos sanos son accesibles y la vida plena realizable para todos. Cadenas y redes de producción a nivel de región aumentan la durabilidad de emprendimientos y proyectos. En muchos lugares es factible lograr una economía distinta con el apoyo de foros articuladores a nivel región, involucrando a actores relevantes de la sociedad, e incubadoras de empresas. De forma sistemática es indispensable alcanzar cambios estructurales y de carácter normativo que permitan que las alternativas puedan proyectarse, saliendo de sus nichos. Para que suceda esto hace falta lograr principios y estructuras solidarias para el comercio global, o inversiones y adquisiciones públicas cumpliendo estándares ecológicos y de fair trade (esto significaría nada menos que la quinta parte del PIB de la Unión Europea) además de restricciones para cabildeo y publicidad. Solo alianzas amplias pueden lograr semejantes cambios estructurales.

Aun hay mucho que descubrir
Entre las corrientes de economías alternativas se están dando alianzas, lanzando primeras propuestas. Una de ellas es el desarrollo de un mapa virtual (“TransforMap”) que ayuda a ubicar experiencias de economías alternativas en diferentes partes del mundo. Como “punto de cristalización” hay la organización de un congreso, el 5 al 13 de septiembre de 2015 en Berlín y alrededores como “semana del cambio”. La idea es reflexionar y vivir de cerca experiencias y la práctica de la economía solidaria; estrategias y propuestas en torno a la transformación de la sociedad serán analizadas con ciudadanas y ciudadanos interesados. 40 organizaciones conforman el consorcio de cooperación y organización, se espera la participación de mil personas y doscientos invitados internacionales. El programa del congreso apunta a un crecimiento interno de todos los que participarán.

Literatura / Links
Earth Overshoot Day: http://www.footprintnetwork.org/de/index.php/GFN/page/earth_overshoot_day/

Reseau Intercontinental de Promotion de l’Économie Sociale Solidaire: http://www.ripress.org

UN Inter-agency Task Force on Social and Solidarity Economy (TFSSE): http://www.unsse.org

TransforMap: http://www.transformap.co

Solidarische Ökonomie, Kongresse: http://www.solidarische-oekonomie.de/index.php/forum-soe/kongresse

(Imágenes tomadas de http://www.economiasolidaria.org y youthfutureproject.org)

 

Tags: , , ,

Érase una vez… La reforma agraria y la Sustitución de Importaciones en el Siglo XXI


ERASE UNA VEZ… LA REFORMA AGRARIA Y LA SUSTITUCIÓN DE IMPORTACIONES EN EL SIGLO XXI
Mauricio, Herrera-Jaramillo – Grupo de Investigación Conflicto, Región y Sociedades Rurales

 

sustitucion-de-importacionesComo muchas cosas en Colombia, de repente y por obra y gracia de la dependencia económica, el llamado y el grito de los marginados es aparentemente escuchado, sin embargo, como históricamente puede ser demostrado, es escuchado porque su materialización tiene ganancias para uno de los sectores poderosos del país

En las últimas semanas en diferentes artículos en periódicos y revistas nacionales se grita a voces la generación de planes y proyectos orientados a la sustitución de importaciones y la reforma agraria en Colombia. (Ver tabla No. 1)

Esta bomba mediática tiene su origen en el anuncio el 15 de agosto en el marco de la Asamblea Nacional de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI) en Cartagena, por parte del Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri Valencia, de la puesta en marcha de un Plan para la sustitución de importaciones encaminada a lograr la seguridad Alimentaria en el país. Para acceder al artículo completo: Erase una vez…

 

 

Tags: , , , , ,

Dudas sin Consecuencias para la Realidad – Dr. Caspar Dohmen


Esta es la tercera entrega de la Agenda del Post-Crecimiento en Construcción

DUDAS SIN CONSECUENCIAS PARA LA REALIDAD
Partidos políticos en Alemania asumen la crítica al crecimiento sin convertirla en política
(Autor Dr. Caspar Dohmen, periodista con énfasis en economía y autor de libros, su último libro “Otto Moralverbraucher”)

AGENDA POST CRECIMIENTO EN CONSTRUCCIÓN
Desarrollo sostenible y equitativo sin la presión del crecimiento
(Dossier de Pan para el Mundo y MISEREOR, en cooperación con la revista WELT-SICHTEN, Dossier 3 – 2015, http://www.welt-sichten.org)
(Traducido por Jorge Krekeler, Moisés Bellota y Yazmin Madeleine Tolosa G.)

Desde la ciencia y los medios surgen voces que cuestionan el paradigma del crecimiento en nuestro sistema de economía. Las consecuencias del crecimiento son también tema para los partidos políticos. Pero en la cotidianidad política, conceptos en torno a la sociedad del post-crecimiento casi no se hacen escuchar.

Los políticos hablan con frecuencia de las consecuencias nocivas del crecimiento sin límites, alertando sobre los peligros colaterales como la pérdida de especies y de la biodiversidad o el cambio climático, pero en la búsqueda de soluciones para problemas actuales como el endeudamiento estatal, desempleo o envejecimiento de la sociedad, los mimos políticos conocen una sola receta: más crecimiento. Solo más allá de la vorágine diaria tratan aspectos en torno a una sociedad con menos o ningún crecimiento.

Green New DealEn los últimos años sí se dio un viraje en el pensamiento de muchos. Y esto se evidencia en los esfuerzos para redefinir una escala en torno al bienestar. “Crecimiento económico no es un propósito político” constata el informe final 2013 de la comisión Enquete parlamentaria alemana, analizando “Crecimiento, Bienestar y Calidad de Vida”. Los integrantes, más allá de su afiliación a partidos políticos coincidieron en que el crecimiento del PIB como indicador para incremento del bienestar societal es deficitario y debe ser reemplazado por una suerte de índice, agrupando una variedad de aspectos: desde participación y usufructo social, medida por situación de empleo, educación, salud y libertad; hasta la ecología, medida por indicadores en torno a los gases invernadero, nitrógeno y biodiversidad. Diferentes partidos (entre CDU/CSU y SPD) incorporaron esta idea en sus propuestas programáticas, es decir un sistema de monitoreo e información, comprensible y actualizado regularmente en torno a la calidad de vida en Alemania.

Promotores de la sociedad post-crecimiento como Niko Paech ven la necesidad que las personas cambien su estilo de vida, particularmente en los países industrializados, bajando su consumo: modestia y suficiencia son las palabras. Esta visión no aparece en la práctica política o solo de forma marginal. La conciliación entre economía y ecología está depositada como tarea pendiente para las innovaciones tecnológicas verdes, como “Green New Deal”, en alusión al New Deal, paquete de medidas y reformas del presidente norteamericano Franklin D. Roosevelt en los años treinta, reaccionando ante la crisis económica mundial y desempleo masivo. Del Green New Deal empezaron a hablar intelectuales en los Estados Unidos a finales de los años noventa. Al poco tiempo incorporan otros este término en su lenguaje como por ejemplo el programa medioambiental UNEP, de las Naciones Unidas. Con industrias “verdes” se quiere estimular la economía, crear nuevos empleos y frenar el cambio climático. Un papel importante tienen aquí los conceptos de energía y consumo, enfocados en la descentralización.Caspar Dohmen

Un documento estratégico de la Fundación Heinrich Böll y del Worldwatch Institute, indica con referencia al Green New Deal: “Lo que necesitamos son cambios sustanciales y la predisposición de atrevernos a implementar enfoques y tecnologías fundamentalmente nuevas o distintas, sin optar por pasos intermedios”. Al momento de la publicación de este documento en 2009, la economía mundial afectada por la crisis financiera estaba en aprietos. Las expectativas de los autores que los gobiernos de los EE. UU. y de la Unión Europea utilicen sus paquetes gigantescos de estímulo de la coyuntura económica para empujar el Green New Deal no fueron cumplidas. Al contrario, los gobiernos seguían obedientes a la lógica de la “old economy”, Alemania por ejemplo con el “plan renovación” para automóviles.

El Green New Deal y Economía Verde
Para el partido verde de Alemania (Die Grünen) los desafíos a futuro son grandes programas de inversión pública con sensibilidad ecológica y nuevas formas de una economía solidaria. A mediano plazo será necesario reducir la dependencia de la economía en torno al crecimiento. “Necesitamos una transformación social-ecológica para convertir nuestro sistema de economía, basado en el carbono en una economía sostenible y de bajo consumo de recursos”, menciona el programa del partido para las últimas elecciones federales. Hay que regular más los mercados, estableciendo estándares ecológicos y sociales vinculantes.

El Partido Social-Demócrata (SPD) apuesta también a la economía verde, con la esperanza que de esta forma la plaza manufacturera Alemana se fortalezca. También hay la expectativa de desacoplar el crecimiento de la economía del consumo de recursos. Si se lograse esto -hasta ahora no se ha podido- sería una respuesta aceptable al apremiante problema de la finitud de los recursos. Los socialdemócratas agendaron propuestas por parte del Denkwerk, conformado por políticos de los Verdes y Socialdemócratas y del espectro sindical, con sus ramas de metalurgia y química. Una de estas propuestas es la idea de un nuevo cuadrilátero mágico como brújula para la futura política económica, en 1967 se creó la ley de estabilidad y crecimiento, atendiendo el cuadrilátero de estabilidad de precios, empleo, equilibrio en el balance comercial exterior y crecimiento económico continuo y acertado. Han pasado dos generaciones y ahora surge la idea de reemplazar esta ley por una ley de estabilidad y bienestar, con las dimensiones de una sostenibilidad económica, social y ecológica. Pero el partido socialdemócrata se retrata como partido clásico de trabajadores (industriales), subrayando esta línea por su actual política de carbono. Formando parte de la comisión Enquete, el partido apoyó aun la petición para una transformación ecológica social pero en su último programa electoral ya no se hablaba del tema.

El partido de la izquierda (Die Linken) reclama ser el partido de la transformación ecológica-social de la sociedad, buscando un socialismo democrático, liberal, ecológico y sabroso. Su programa electoral: “La inminente catástrofe climática, el rápido agotamiento de muchos recursos naturales y la acelerada destrucción de la biodiversidad por un lado, y la escisión de las sociedades en ganadores y perdedores de la globalización neoliberal, con un notorio consumo lujoso y creciente hambre por el otro son las dos caras de la medalla. Los retos, entre social y ecológico solo permiten soluciones compartidas”. El programa ofrece algunos aspectos de relevancia para un concepto en torno a la sociedad post-crecimiento como la focalización en circuitos económicos regionales, o una cultura de debate democrático para definir la forma o sistema de economía más amigable al servicio de la humanidad y del planeta. Los Linken despiertan muchas expectativas desde sus propuestas programáticas pero a nivel federal y nacional el partido aun no ha tenido oportunidad de probar en la práctica sus planteamientos.

El economista conservador Meinard Miegel pronostica para zonas como la Unión Europea tasas de crecimiento muy moderadas y escenarios de crecimiento cero, a pesar de muchos esfuerzos. Contrariamente a las opiniones de algunos expertos, en los conceptos para el futuro de los partidos demócrata-cristiano y social-cristiano (CDU/CSU), el crecimiento económico será indispensable por ejemplo para generar nuevos empleos, garantizar estabilidad y paz social y poner en orden las finanzas fiscales; pero se admite la necesidad de lograr un crecimiento económico orientado a la sostenibilidad. Sus propuestas para implementar ésta iniciativa son ciencia pura de la economía de mercado y de la esfera tecnológica. Un ejemplo es la gran apuesta al instrumento del mercado de certificados de carbono a nivel de la Unión Europea. Debido a una sobreoferta de certificados el sistema funciona con muchos problemas. Estudiando los programas electorales de estos partidos no se encuentra aspectos en torno al tema de una sociedad de post-crecimiento.

Conclusión
Para los partidos el tema de la visión de una sociedad con significativamente menos o sin ningún crecimiento de la economía es de muy poca relevancia. Tomando en cuenta la magnitud de la amenaza que exige respuestas políticas colectivas, el contraste es grande.

(Imágenes tomadas de http://www.greenpartywatch.org; y http://www.amazon.co.uk)

 

Tags: , , , , ,