RSS

Tag Archives: neoliberalism

Italia se convierte en el nuevo enfermo económico de Europa – María Salas Oraá


Siguiendo con los análisis sobre el desarrollo como crecimiento económico en diversos paises del mundo, seguimos con Italia.

Italia se convierte en el nuevo enfermo económico de Europa – El país transalpino afronta serios problemas de endeudamiento público y de morosidad bancaria, a lo que se suma la posibilidad de una nueva crisis política en otoño

María Salas Oraá

Roma 13 AGO 2016 – 22:11 CEST (Tomado del diario El País – Internacional)

italiaLa foto nos muestra la plaza donde está la entrada a la sede central del Monte dei Paschi di Siena STEFANO RELLANDINI REUTERS

Italia concentra la mayor parte de las dudas respecto a la recuperación europea y se ha convertido en el centro de las preocupaciones, porque una recaída del país podría tener consecuencias letales para el conjunto de la Unión. Se trata del tercer país más importante de la zona euro, pero su economía se ha estancado después de meses de leve mejora y los datos publicados por el Eurostat son peores de lo esperado. El país transalpino afronta serios problemas de endeudamiento público y de morosidad bancaria, a lo que se suma la posibilidad de una nueva crisis política en otoño, cuando se celebrará un referéndum que podría terminar con la renuncia del primer ministro, Matteo Renzi, quien ha prometido que dimitirá si su reforma de la Constitución no obtiene el apoyo de las urnas.

MÁS INFORMACIÓN

“Los mayores riesgos a corto plazo [para la zona euro] están en Italia. La combinación de una crisis bancaria y política puede representar una seria amenaza a la débil recuperación europea”, advierte un análisis de Oxford Economics.

Entre los meses de abril y junio, la economía italiana ha registrado un crecimiento cero que incluso ha superado los peores pronósticos, que apuntaban a un mínimo 0,15% de avance (frente al 0,3% esperado por el Gobierno). La razón principal del estancamiento está en la industria, que retrocedió un 0,4% en junio con respecto a mayo y un 1% frente al año anterior.

El crecimiento ha sido de un modesto 0,7% respecto al año pasado, cifra que contrasta con el 3,2% de España. En Italia, es preocupante ver cómo la demanda nacional se contrae y solo las exportaciones son el principal motivo de que las cifras no sean todavía peores. Con este panorama, el Gobierno ya se plantea rebajar las perspectivas de crecimiento tanto para este año como para 2017, según adelantan los medios locales. El diario económico Il Sole 24 Ore publica que el crecimiento del país será del 0,6% para final de año, es decir, la mitad de lo previsto por el Gobierno el ejercicio anterior.

Lo ha reconocido el viceministro de Economía, Enrico Morando: “No hay duda de que, basándonos en estos datos, parece difícil conseguir el objetivo de crecimiento que habíamos fijado para el 2016, del 1,2%”. Sin embargo, Morando justifica que la situación de la economía italiana depende en gran parte “del contexto internacional, que es cada vez más incierto”.

A la falta de crecimiento se suman los problemas del sistema bancario, que podrían provocar en Italia una tormenta perfecta. El Fondo Monetario Internacional puso el mes pasado el foco sobre la banca italiana, porque las entidades transalpinas acaparan créditos morosos por valor de 360.000 millones (el 22% del PIB del país), que supone un tercio de todos los de la zona euro. “El contagio regional y global puede ser significativo dado el peso sistémico de Italia”, advertía el FMI.

El endeudamiento público es el tercero de los grandes aspectos que más preocupan en Bruselas sobre Italia, el país más endeudado de Europa tras Grecia —más del 132% del PIB—. Esta cifra tenderá a empeorar si no llega el crecimiento.

El estancamiento de la economía italiana ha supuesto “una ducha de agua fría sobre el Gobierno de Renzi, que confiaba en encontrar nuevos recursos para asignar a pensiones y a inversiones y que esperaba buenas cifras para poder con ellas convencer a la Unión Europea de otorgar una mayor flexibilidad en las cuentas públicas”, afirma el diario Repubblica.

La deriva del país dependerá, en gran medida, de su primer ministro, Matteo Renzi. Los expertos ya dan por hecho que harán falta nuevas reformas estructurales. “En un contexto económico internacional que se ha complicado, Italia confirma sus dificultades a largo plazo. No hay alternativa a una política económica con reformas estructurales y la recuperación de la competitividad, perjudicada tras años de timidez”, explica Andrea Goldstein, director general de la consultora Nomisma.

El analista Nicola Saldutti opina que “es evidente que será necesaria una iniciativa común” y alerta de que, con este escenario, se abre una cuestión política, porque los partidos de la oposición acusan a Renzi de no lograr la recuperación del país. Todo podría estallar si Renzi dimitiera en otoño y se desencadenara una crisis política que termine con el poco habitual periodo de estabilidad que vive el país desde hace más de dos años.

 

 

Tags: , , ,

Neoliberalismo y Educación – Noam Chomsky


Hoy les compartimos, recién publicadas en el periódico El Espectador (Colombia), las reflexiones del filósofo y analista internacional Noam Chomsky, sobre cómo la lógica neoliberal también ha invadido las instituciones educativas.

Educación 13 Mar 2014 – 12:40 pm

“El neoliberalismo tomó por asalto a las universidades”: Noam Chomsky

El lingüista, filósofo y activista estadounidense habla sobre la manera como el modelo empresarial en el que se inscriben las instituciones de educación superior precariza la calidad de la enseñanza y el aprendizaje.

Por: María Luna Mendoza

"El neoliberalismo tomó por asalto a las universidades": Noam Chomsky

Contratos inestables, profesores temporales, flexibilización laboral, sobrecarga de trabajo, salarios injustos, escasa participación de la comunidad universitaria en la toma de decisiones, aumento de puestos administrativos y burocráticos, autoritarismo y exclusión, jóvenes sometidos a la presión de los créditos y las deudas, cursos superfluos, precios cada vez elevados, estudiantes que se limitan a tomar apuntes y a recitarlos de manera literal a la hora de la evaluación. “Todo esto sucede cuando las universidades se convierten en empresas, como ha venido ocurriendo durante las últimas décadas, cuando el neoliberalismo ha ido tomando por asalto cada una de las dimensiones de la vida”, dijo Noam Chomsky durante una reunión del Sindicato Universitario de Pittsburgh, Estados Unidos, en la que participó vía Skype.

Durante el encuentro, el lingüista, filósofo y activista estadounidense realizó una serie de observaciones sobre la manera como el modelo empresarial en el que tienden a inscribirse las instituciones de educación superior precariza la calidad de la enseñanza y el aprendizaje y reproduce “dinámicas autoritarias” indeseables para las sociedades actuales.

A continuación, algunas de sus apreciaciones:

“La estabilidad laboral de los profesores pende de un hilo”.

La contratación temporal o por hora cátedra de los profesores es, para Chomsky, la reproducción de la lógica que rige el mundo de los negocios en la actualidad. “Es lo mismo que la contratación de temporales en la industria, aquellos que Wall Mart tilda como ‘asociados’: empleados sin derechos sociales ni cobertura sanitaria”, anotó el filósofo durante el encuentro. “La contratación de trabajadores temporales se ha disparado en el período neoliberal y en la universidad estamos asistiendo al mismo fenómeno”, agregó.

De acuerdo con Chomsky, aquellas universidades que avanzan por la vía empresarial, no hacen sino imponer la precariedad académica como único destino posible de la educación. “Cómo se afecta la calidad cuando los profesores no tienen estabilidad laboral: se convierten en trabajadores temporales, sobrecargados de tareas, con salarios baratos, sometidos a las burocracias administrativas y a los eternos concursos para conseguir una plaza permanente”, señaló.
“Los puestos administrativos y burocráticos en exceso son una suerte de despilfarro económico”

No crece el número de profesores, tampoco lo hace el de estudiantes, pero existe un acelerado aumento de “estratos administrativos y burocráticos dentro de las instituciones de educación superior, un aspecto que resulta bastante familiar a la industria privada”, manifestó el activista. “Los decanos, por ejemplo, se han convertido en todos unos burócratas que necesitan de vicedecanos, asistentes y secretarias”, ejemplificó.

“Los créditos de estudio sirven para adoctrinar a los estudiantes”

“Para el sector empresarial, el activismo estudiantil (feminista, ambientalista, antibelicista, etc.) es la prueba de que los jóvenes no están correctamente adoctrinados”, afirmó Chomsky. A su parecer, uno de los mejores métodos de adoctrinamiento ha sido el de los préstamos con los que los estudiantes financian sus carreras. “La deuda estudiantil es una trampa de la que los jóvenes no podrán salir en mucho tiempo. Los créditos funcionan como una carga que les obliga a alejarse de otros asuntos”, dijo. “Tal vez no surgieron con ese propósito, pero desde luego tienen ese efecto”, precisó.
Otra técnica de adoctrinamiento es, según Chomsky, la ausencia de vínculos profundos entre los docentes y los estudiantes, cuyas relaciones son cada vez más frías y superfluas. “Salones y clases grandes, profesores temporales, educación escasamente personalizada. Es muy similar a lo que uno espera que ocurra en una fábrica, en la que los trabajadores poco o nada tienen que ver en la organización de la producción o en la determinación del funcionamiento de la planta de trabajo, eso es cosa de ejecutivos. Igual sucede con los estudiantes”, aseveró.

“La participación directa de la comunidad universitaria en la toma de decisiones es legítima y útil”

Para el filósofo, en el pasado las cosas eran distintas y en ciertos sentidos mejores, pero distaban mucho de ser perfectas. “Las universidades tradicionales eran por ejemplo, extremadamente jerárquicas, con muy poca participación democrática en la toma de decisiones”. En ese sentido, hizo un llamado de atención sobre la necesidad de ampliar la democracia universitaria. “Debemos promover una institución democrática en la que la comunidad (profesores, estudiantes, personal no docente) participan en la determinación de la naturaleza de la universidad y de su funcionamiento”, manifestó.

“Hace falta enseñar a pensar”

De acuerdo con Chomsky, la educación, de cualquier nivel, debe hacer todo lo posible para que los estudiantes adquieran la capacidad de inquirir, crear, innovar y desafiar. “Queremos profesores y estudiantes comprometidos en actividades que resulten satisfactorias, disfrutables, desafiantes, apasionantes. Yo no creo que sea tan difícil”.

“En un seminario universitario razonable, no esperas que los estudiantes tomen apuntes literales y repitan todo lo que tú digas; lo que esperas es que te digan si te equivocas, o que vengan con nuevas ideas, que abran caminos que no habían sido pensados antes. Eso es lo que es la educación en todos los niveles”, concluyó.

(Artículo e imagen tomados de El Espectador, 13 de marzo, 2014 en http://www.elespectador.com/noticias/educacion/el-neoliberalismo-tomo-asalto-universidades-noam-chomsk-articulo-480438)

 

Tags: , , , , , ,

SLOW SCIENCE – CIENCIA LENTA


Hoy les compartimos, el manifiesto de una derivación del movimiento en contra de la “vida rápida”: la comida rápida, los negocios rápidos, la moda rápida (ropa de mala calidad que se usa y se bota), sistemas de alojamiento rápido y hasta la ciencia rápida…

EL MANIFIESTO DE LA CIENCIA LENTA

Somos científicos. No blogueamos. No twitiamos. Nos tomamos nuestro tiempo.

No nos malinterprete; nosotros decimos que sí a la ciencia acelerada de principios del siglo 21. Decimos sí al flujo constante de revisión de pares para las revistas indexadas y su impacto; decimos sí a los blogs científicos y las necesidades de comunicación y relaciones pública, decimos sí a la creciente especialización y la diversificación en todas las disciplinas . También decimos que sí a la investigación que alimenta el cuidado de la salud y la prosperidad futura . Todos nosotros estamos en este juego.

Sin embargo, sostenemos que esto no puede ser todo. La ciencia necesita tiempoSlowScience_homepage para pensar. La ciencia necesita tiempo para leer y el tiempo para fallar. La ciencia no siempre sabe lo que podría ser en estos momentos. La ciencia se desarrolla vacilante y con movimientos bruscos y saltos imprevisibles y progresistas, al mismo tiempo, sin embargo, transcurre sobre una escala de tiempo lenta, con un espacio al que debe hacérsele justicia.

Slow Science, la Ciencia Lenta, fue prácticamente la única ciencia concebible durante cientos de años, la que hoy en día, según nuestra opinión, merece que la  avivemos y la protegamos. La sociedad debería darle a los científicos el tiempo que necesitan, pero lo más importante, los científicos deben tomarse su tiempo .

Necesitamos tiempo para pensar. Necesitamos tiempo para digerir. Necesitamos tiempo para tener nuestros malosentendidos, sobretodo cuando participamos del diálogo perdido entre las ciencias humanas y las naturales. No podemos decir continuamente lo que significa nuestra ciencia, lo que será bueno para ella, porque, simplemente, no lo sabemos. La ciencia necesita tiempo.

– Ténganos paciencia, mientras pensamos.

LA ACADEMIA DE LA CIENCIA LENTA
Puede apoyar a la Academia y expresar su simpatía en Facebook . También puede descargar este manifiesto en pdf y difundirlo en sus instituciones. Gracias.

(c) La Academia de Slow Science, 2010

SLOW Academia de Ciencias – BERLIN, ALEMANIA·

=======

Slow Science

THE SLOW SCIENCE MANIFESTO

We are scientists. We don’t blog. We don’t twitter. We take our time.

Don’t get us wrong—we do say yes to the accelerated science of the early 21st century. We say yes to the constant flow of peer-review journal publications and their impact; we say yes to science blogs and media & PR necessities; we say yes to increasing specialization and diversification in all disciplines. We also say yes to research feeding back into health care and future prosperity. All of us are in this game, too.

poster-grassroots-science-commoditisationHowever, we maintain that this cannot be all. Science needs time to think. Science needs time to read, and time to fail. Science does not always know what it might be at right now. Science develops unsteadi­ly, with jerky moves and un­predict­able leaps forward—at the same time, however, it creeps about on a very slow time scale, for which there must be room and to which justice must be done.

Slow science was pretty much the only science conceivable for hundreds of years; today, we argue, it deserves revival and needs protection. Society should give scientists the time they need, but more importantly, scientists must take their time.

We do need time to think. We do need time to digest. We do need time to mis­understand each other, especially when fostering lost dialogue between humanities and natural sciences. We cannot continuously tell you what our science means; what it will be good for; because we simply don’t know yet. Science needs time.

Bear with us, while we think.

THE SLOW SCIENCE ACADEMY

Support the Academy and express your sympathy on Facebook. You can also download the slow science manifesto and information as a 2-page pdf here and post it round your institutions. Thank you.

(c) The Slow Science Academy, 2010

SLOW SCIENCE ACADEMY · BERLIN, GERMANY · ACADEMY@SLOW-SCIENCE.ORG

godaddy tracker

ACADEMY@SLOW-SCIENCE.ORG

(Imágenes tomadas de hydrogenman.storenvy.com y de www.st-otherwise.org

 

Tags: , , , , , ,

El Banco Mundial creando Pobreza/ The World Bank creating Poverty


El reportero Greg Palast presenta este documental transmitido en “Newsnight” de la BBC de Londres, basado en una entrevista a Joseph Stiglitz

The reporter Greg Palast presents this documentary broadcasting in Newsnight from the BBC, based on a Joseph Stilglitz interview.

Saludos.

“Han condenado a muerte a la gente”, me dijo el ex-tecnócrata. Era como una escena de una novela de espías. El brillante agente deserta, pasa para nuestro lado, y después de horas de interrogación, vacía su memoria de los horrores cometidos en nombre de una ideología política que ahora él mismo reconoce como podrida.

Sin embargo, aquí en mi presencia, tenía una presa mucho más grande que cualquier espía de la Guerra Fría. Joseph Stiglitz fue Economista en Jefe del Banco Mundial. En gran parte, el nuevo orden mundial económico es su teoría hecha realidad.

“Interrogué” a Stiglitz durante varios días, en la Universidad de Cambridge, en un hotel en Londres y finalmente en Washington D.C., en Abril de 2001, durante la gran confabulación del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional. Pero en lugar de encabezar las reuniones de ministros y banqueros, Stiglitz fue exiliado detrás de los cordones policiales, lo mismo que las monjas portando una gran cruz de madera, que los líderes sindicales de Bolivia, que los padres de víctimas de SIDA y otros tantos en contra de la globalización. El principal agente interno estaba ahora afuera.

En 1999, el Banco Mundial echó a Stiglitz. No le fue permitido jubilarse, me han dicho que el Secretario del Tesoro de los EEUU, Larry Summers, ordenó una excomunión pública debido a que Stiglitz había expresado su primer ligero desacuerdo a la globalización al estilo del Banco Mundial.

Aquí en Washington, completamos las últimas horas de entrevistas exclusivas para “El Observador” y “Newsnight” de la BBC de Londres, con respecto al funcionamiento real, generalmente oculto, del FMI, el Banco Mundial y del accionista principal del Banco Mundial (con un 51%), el Tesoro de los EEUU.

Y aquí, a través de fuentes que no puedo revelar (no fue Stiglitz), obtuvimos valiosos documentos marcados con las palabras “confidencial,” “restringido” y “no revelar sin autorización del Banco Mundial”. Stiglitz nos ayudó a traducir uno escrito en “burocratés”, titulado “Estrategia de Asistencia de País”.

Hay una Estrategia de Asistencia para cada nación pobre, diseñada, dice el Banco Mundial, después de una cuidadosa investigación interna del país. Sin embargo, según Stiglitz, las “investigaciones” de los empleados del Banco, consisten en cuidadosas inspecciones a los hoteles de cinco estrellas de la nación. Concluyen con un encuentro entre estos empleados del Banco y algún mendigante y quebrado ministro de economía a quien le entregan un “acuerdo de reestructuración,” preparado de antemano para su firma “voluntaria”. La economía de cada nación es analizada individualmente y, en seguida, dice Stiglitz, el Banco entrega a cada ministro el mismo programa de cuatro pasos:

El Paso Uno es La Privatización – lo cual Stiglitz dice que se puede llamar con más precisión, “la sobornización”. En lugar de oponerse a la venta de industrias estatales, me dijo que los líderes nacionales – usando como excusa “las exigencias del FMI” – liquidan alegremente sus empresas de electricidad y de agua. “Podías ver cómo se les abrían los ojos” ante la posibilidad de una “comisión” del 10%, pagada en cuentas Suizas, por el simple hecho de haber bajado “unos cuantos miles de millones” del precio de venta de los bienes nacionales.

Y el gobierno de los EEUU lo sabía, denuncia Stiglitz, por lo menos en el caso de la “sobornización” más grande de todas, la “venta por liquidación” Rusa de 1995. “La visión del Tesoro de los EEUU fue que eso era fabuloso en tanto que Yeltsin fuera reelegido. No nos importa si es una elección corrupta. Queremos que el dinero vaya a Yeltzin”, a través de aportes para su campaña. Los oligarcas rusos respaldados por los EEUU, devastaron las industrias del país con el resultado de que el esquema de corrupción bajo el la producción rusa a la mitad, causando depresión y hambruna.

Stiglitz no es ningún loco murmurando una teoría conspirativa. El hombre estaba dentro del juego, fue miembro del gabinete de Bill Clinton como Jefe del Consejo Presidencial de Consultores Económicos.

Después de la “sobornización”, el Paso Dos del plan “siempre la misma receta” del FMI/Banco Mundial es “La Liberalización del Mercado de Capitales”. En teoría, la desregulación del mercado de capitales permite que la inversión de capital entre y salga. Desafortunadamente, como pasó en Indonesia y Brasil, el dinero simplemente salió y salió. Stiglitz llama a esto el ciclo de “Dinero Caliente”. Dinero en efectivo entra especulando con bienes raíces y moneda local y se escapa ante los primeros problemas (capitales golondrina). Las reservas de una nación pueden ser vaciadas en cuestión de días u horas. Y cuando esto pasa, el FMI insiste en que estas naciones suban sus tasas de interés a 30%, 50% y 80% para seducir a los especuladores y que regresen con los fondos de la nación.

“El resultado era predecible”, dice Stiglitz con respecto a los maremotos de Dinero Caliente en Asia y América Latina. Las altas tasas de interés destruyeron el valor de la propiedad, despedazaron salvajemente a la producción industrial y vaciaron las arcas del tesoro nacional.

En esta etapa, el FMI empuja a la exhausta nación al Paso Tres: “Precios regulados por el Mercado”, un término sofisticado para subir los precios de la comida, agua y gas de cocina. Predeciblemente esto da lugar a un Paso Tres-y-Medio: lo que Stiglitz llama los “Disturbios del FMI”.

Los disturbios del FMI son dolorosamente predecibles. Cuando una nación está “caída y en desgracia, (el FMI) se aprovecha y le exprime hasta la última gota de sangre. Incrementa el calor hasta que, finalmente, la olla entera explota”, como cuando el FMI eliminó los subsidios a la comida y combustibles para los pobres de Indonesia en 1998. Indonesia estalló en disturbios. Pero hay otros ejemplos – los disturbios bolivianos por los precios de agua el año pasado y este febrero, los disturbios en Ecuador por los incrementos en los precios del gas natural impuestos por el Banco Mundial. Da la impresión de que el disturbio forma parte del plan.

Y así es. Lo que no sabía Stiglitz es que, mientras estuvieron en los EEUU, la BBC y el Observador consiguieron varios documentos internos del Banco Mundial, marcados como “confidencial,” “restringido,” y “no revelar”. Tomamos uno: la “Estrategia Interina de Asistencia de País,” para Ecuador. En él, el Banco afirma varias veces – con fría precisión – que se esperaba que sus planes iban a dar chispa a “disturbios sociales”, lo que es su término para una nación en llamas.

Eso no es sorprendente. El reporte secreto indica que el plan para hacer del dólar de los EEUU la moneda de Ecuador ha empujado al 51% de la población por debajo de la línea de pobreza. El plan de “Asistencia” del Banco Mundial simplemente recomienda que se enfrenten las protestas civiles y el sufrimiento con “firmeza política”.

Los disturbios del FMI causan, debido al pánico, nuevas salidas del capital, además de gobiernos en bancarrota. Sin embargo, este incendio económico tiene un lado positivo – para las corporaciones extranjeras, quienes pueden adquirir los bienes restantes, tal como una concesión minera o puerto, a precios de remate.

Stiglitz hace notar que el FMI y el Banco Mundial no son tan “desalmados”. Para algunos financistas, no siempre aplican estrictamente la “economía de mercado”. Al mismo tiempo que el FMI frenaba los “subsidios” a la compra de comida, se ablandaba con los financistas de Indonesia. “Cuando los bancos necesitan ser rescatados, la intervención en el mercado es bienvenida”. El FMI logró encontrar, con sudor y lágrimas, decenas de miles de millones de dólares para salvar a los financieros de Indonesia, y por extensión, a los bancos de los EEUU y Europa a los cuales ellos les habían pedido prestado.

Aquí se ve un “modus operandi”. Hay muchos perdedores en este sistema pero claramente un solo ganador: los bancos occidentales y el Tesoro de los EEUU, quienes ganan buena plata de este nuevo remolino de capital internacional. Stiglitz me contó de su infeliz reunión, al comienzo de su carrera en el Banco Mundial, con el entonces nuevo Presidente de Etiopía, elegido en la primera elección democrática de esta nación. El Banco Mundial y el FMI ordenaron a Etiopía colocar el dinero de ayuda en una cuenta de reserva en el Tesoro de los EEUU, recibiendo un patético 4% de interés, mientras que la nación pedía prestados dólares a los EEUU al 12% para alimentar a su población. El nuevo presidente rogó a Stiglitz permitirle utilizar el dinero de ayuda para reconstruir la nación. Pero no, el botín se fue directamente a la caja fuerte del Tesoro de los EEUU en Washington.

Ahora llegamos al Paso Cuatro de lo que el FMI y el Banco Mundial llaman su “estrategia de reducción de la pobreza”: el Libre Comercio. Eso quiere decir el libre comercio según las reglas de la Organización Mundial de Comercio y del Banco Mundial. Stiglizt compara este libre comercio al estilo de la OMC con las Guerras del Opio. “Esas guerras fueron para la apertura de mercados”, dijo. Como hicieron en el siglo XIX, desde Europa y EEUU hoy todavía se están derrumbando las barreras a la importación en Asia, América Latina y África y, a la vez, están levantando barreras propias para proteger a sus mercados internos contra la agricultura del Tercer Mundo. En las Guerras del Opio, el Occidente utilizó bloqueos militares para forzar la apertura de mercados para su comercio ventajista. Hoy en día, el Banco Mundial puede ordenar un bloqueo financiero igualmente eficaz – y a veces igualmente mortal.

Stiglizt también habla respecto al tratado de la OMC sobre los derechos de propiedad intelectual (con la sigla “TRIPS” que en inglés se traduce como “TROPEZAR”). Es aquí, dice el economista, donde el nuevo orden mundial ha “condenado a muerte a la gente” por imponer tarifas y tributos imposibles de pagar a las industrias farmacéuticas por patentes medicinales.

Y de paso, no se confunda por la mezcla en este artículo del FMI, el Banco Mundial y la OMC. Son máscaras intercambiables de un solo sistema de gobierno. Ellos se han atado uno al otro en lo que desagradablemente se llaman, “gatillos”. Aceptando un préstamo del Banco Mundial para una escuela, se “gatilla” el requerimiento de aceptar todas las “condiciones” – de las cuales hay en promedio 111 por nación – impuestos por el Banco Mundial y el FMI. De hecho, dijo Stiglitz, el FMI requiere a las naciones aceptar políticas de comercio más exigentes que las reglas de la OMC.

Los planes del Banco Mundial, diseñados en secreto y manejados por una ideología absolutista, nunca están abiertos a discusión o desacuerdo. A pesar del apoyo de Occidente hacia las elecciones a través del mundo en desarrollo, los llamados Programas de Reducción de la Pobreza, “sabotean la democracia.” Y, además, no funcionan. La productividad de Africa Negra, bajo la “asistencia” estructural del FMI, ha descendido hasta el infierno. ¿Alguna nación se salvó de este destino?… Sí, dijo Stiglitz, identificando a Botswana. ¿Su truco mágico?: “Ellos ordenaron al FMI hacer las valijas e irse.”

Al final, lo que lo empujó a poner su empleo en riesgo fue el fracaso de los bancos y del Tesoro de los EEUU para cambiar el rumbo cuando se enfrentaban a la crisis – fracasos y sufrimiento perpetrado por sus “cuatro pasos” de mambo monetarista. Cada vez que sus soluciones de mercado libre fracasaban, el FMI simplemente ordenaba más políticas de mercado libre. “Es un poco como las sangrías en la edad media,” me relató Stiglitz, “Cuando el paciente se moría decían: bueno, pasó que nos apuramos a detener el desangramiento, todavía le quedaba un poco de sangre.”

Joseph Eugene Stiglitz, economista nacido en EEUU y Premio Nobel de Economía 2001, ha tenido numerosos cargos políticos, de los que cabe resaltar, la Presidencia del Consejo de Consejeros Económicos en la administración Clinton (1995-1997) y Primer Vicepresidente y Economista Jefe del Banco Mundial (1997-2000) de donde renunció, en un momento en que habían comenzado protestas sin precedentes contra las organizaciones económicas internacionales, siendo la más prominente la conocida como la Batalla de Seattle (the Battle of Seattle).

 

Tags: , , , , , , , , , ,